sábado, 29 de noviembre de 2008

Tarma: Capital turística del Centro del Perú

TARMA:
CAPITAL TURÍSTICA DEL CENTRO DEL PERÚ

Escribe: Eudoro Terrones Negrete

El departamento de Junín (PERU) tiene ocho provincias, cientoveintitrés distritos y una superficie de 44,409.67 kilómetros cuadrados. Sus provincias son Huancayo, Concepción, Chanchamayo, Jauja, Junín, Satipo, Tarma y Yauli.

Tarma, denominada con justa razón “La Perla de los Andes” por Antonio Raymondi, es una provincia con una superficie de 2,749.16 kilómetros cuadrados, se halla encajonada a 3,080 m.s.n.m, de clima primaveral y saludable, de territorio accidentado, de cielo azul y transparente..

El poeta José Gálvez Barrenechea, diría de Tarma: “Oh, dulce rincón tarmeño, tierra de esmeralda y oro, brinda a mi angostado ensueño, las lumbres de tu tesoro…”

Clodoalbo Alberto Espinoza Bravo, en su obra “El hombre de Junín frente a su paisaje y a su folklore” (Lima, 1967) califica a Tarma de “la ciudad del paisaje vivencial, la ciudad del manjarblanco, de las frutas deliciosas i del ensueño” Y “El embrujo de Tarma está en su phatos telúrico y en sus féminas, tan únicas, por un no sé que…”

“…La Rambla; las colinas, con sus eucaliptos y sus alfalfares; y, las casas, con sus huertos floridos y llenos de ambrosía; y el río “Collana” que rompe su ritmo de vidrio mágico; y la caprichosa configuración geológica de los contrafuertes imprimen a Tarma de una característica sui-géneris. Es una ciudad de prestancia indo-española. Por el amplexo de las razas, desde la Conquista. Por su planimetría y su conglomerado demótico. Por la riqueza pictórica de su paisaje. Por el estilo de vivir de sus gentes, siempre a flor de euforia, de jocundidad. Por su religiosismo. Y, por sus fiestas… Los pueblos como Tarma no mueren. Son del porvenir. Son el Perú mismo en avatar de creación, de avance”.

En Tarma perdura la arquitectura hispana y la moderna en las nuevas edificaciones. A manera de miradores se elevan sus cuatro cerro tutelares: San Juan, San Cristóbal, San Sebastián y San Bartolomé, en cuyas cimas se yerguen majestuosas las Cruces, que son motivo de vistosas fiestas donde se muestra el folklore nativo.

Circundada por frondosos eucaliptos, retamas, tunales, maguéis, alizos, quintales, flores fragantes y sus dulces guindas. En sus jardines campea el Jilguero y el Picaflor, este último una variedad que es la más pequeña del mundo.

La ciudad está dividida en siete barrios y cada uno ofrece un especial contraste. Rodea a la ciudad una campiña exuberante donde se puede organizar paseos pedestres, para descanso y sosiego.

En el centro de la ciudad de Tarma está ubicada la Plaza de Armas, el Palacio Municipal y la imponente Catedral “Santa Ana”, en ésta yace los restos del hijo predilecto de Tarma y dos veces presidente de la República, General de División Don Manuel Arturo Odría Amoretti. En una de las Torres de la Catedral se luce el histórico y centenario Reloj Público, donado a Tarma por el Mariscal Don Ramón Castilla.

Otro atractivo turístico es la Capilla del Señor de la Cárcel. Aquí se muestra el Altar de Santa Victoria y la escultura realizada en cera coloreada, además de un relicario donde se guardar las cenizas y algunas reliquias de la mártir, obsequiada a la familia Otero, por el Papa Pío IX, por haber donado la verja de fierro que circunda el Huerto de los Olivos en Jerusalén.

En los distritos de Acobamba, Palca, Palcamayo, San Pedro de Cajas y Tarmatambo se localizan importantes vestigios histórico-culturales, restos arqueológicos de las épocas pre-incaica e incaica, que constituyen singular atractivo turístico por su significado arqueológico, cultural y paisajista.

En dichos lugares se encuentran las andenerías de Tarmatambo, Shalacoto, Aracocha y Huaracayo, las Fortalezas de Vilcabamba, Shoguemarca, Pucará y Punchaumarca, las ciudadelas de Yuracmarca, Chúyac; la Gruta de Huagapo, una de las más grandes y profundas del Perú, la gruta de Huarimachay, el Camino Real de los Incas, las ruinas de Tarmatambo, Japajmarca, Capia, Carhuacatac, San Juan Pata, Palcapaccha, Pitchcamarca, Yanamarca, Tumpash, Antaperla, Chincanamarca, Urpaimarca, Huarimarca, Naupamarca, Yurajmarca, Verdemina, También Incachaca, Pucamarca, Marcapaccha, las ruinas arqueológicas de Puncu-Iglesia, Cunchucán, Cullapata, Ulcumayo, Murallapampa, Yaumán, Chuquimarca, Trancalpunta, Liclish y más de cien ruinas.

En la provincia de Tarma se observan atractivos parajes y campiñas, el Santuario de Muruhuay, cuyas fiestas duran todo el mes de mayo, con veneración de día y de noche; asimismo hay galerías subterráneas, cuarteles, graneros incaicos.