domingo, 8 de marzo de 2009

DIMENSIONES DE LA GLOBALIZACIÓN

DIMENSIONES DE LA GLOBALIZACIÓN
Escribe: Dr. Eudoro Terrones Negrete


La globalización debe interpretarse y explicarse en sus diversas dimensiones: económica, social, política, educativo-cultural, ecológica y ética

DIMENSIÓN ECONÓMICA

La globalización constituye una nueva fase de expansión del sistema capitalista (neoimperialismo económico, político y cultural).
Hay una apertura de los sistemas económicos nacionales.
Disminución o cese de políticas estatales reguladoras o proteccionistas.
Aumento del comercio internacional, la expansión de los mercados financieros, la prioridad de la innovación tecnológica.

DIMENSIÓN SOCIAL

En la dimensión social, la competitividad que desencadena el proceso de globalización económica da mucho que pensar.
De igual manera la desestructuración, disgregación, marginación y exclusión sociales, que afecta específicamente a las clases sociales que menos tienen y que son los que más necesitan.
Finalmente la aparición de elevadas tasas de desempleo.

DIMENSIÓN POLÍTICA

A través del proceso y desarrollo de la globalización las organizaciones políticas se muestran impotentes ante los nuevos desafíos que comporta.
Hay problemas de representatividad de los partidos políticos y de los sindicatos, a tal punto que en algunos países es común hablar sobre la refundación, recomposición y redefinición de los mismos para adecuarse a los nuevos espacios y tiempos históricos.
La implementación de filtros de rigurosa elección y selección de militantes y dirigentes de los partidos políticos y de las organizaciones sindicales y sociales no deja de ser una preocupación permanente.
Se generan una serie de nuevas formas de interrelación y de trabajo en equipo, a fin de retroalimentar nuevas formas de pensar, de actuar, de comportarse y de evaluar objetivos, fines y metas en la sociedad global.

DIMENSIÓN EDUCATIVO-CULTURAL

El proceso de la globalización trae consigo el imperio de la sociedad del conocimiento (Knowledge is power).
El hombre puede hacer más y mejores cosas, porque conoce y sabe más cómo hacerlas.
Se producen cambios en el pensar y en las actitudes del ser humano.
La educación es elitista y privatizador.
La educación utiliza nuevas tecnologías de la información y la comunicación (NTCI) como recurso didáctico.
Emergencia de la multiculturalidad, homogeneidad cultural o cultura uniformizada.
Asignación de mayor poder a los medios de comunicación social.

DIMENSIÓN ECOLÓGICA

Los problemas de contaminación ambiental en los medios urbano y rural deben ser superados, tales como los siguientes: polución, superpoblación, aguas servidas, humos de complejos industriales y de aviones supersónicos, petróleo que se esparce en el mar, descargas residuales de fábricas de plásticos, y basura acumulada, el escape de los gases de los motores de vehículos (monóxido de carbono), el funcionamiento de las plantas nucleares (contaminación térmica o radioactiva).
Es bueno recordar que el Día Mundial de la Tierra se conmemora el 22 de abril de cada año, desde 1970, día en que las diversas instituciones realizan sendas y sostenidas campañas en procura de un medio ambiente saludable y habitable.

DIMENSIÓN ÉTICA

El proceso de la globalización debería:
Conducir a la obtención de respuestas éticas, para transformar la violencia estructural e histórica y la alienación, en una cultura de paz, de cohesión y justicia social.
Cultivar sólidos principios y valores éticos en todos los ámbitos del quehacer humano, como los siguientes: Amor por la verdad y el saber, cooperación, honestidad intelectual, honradez, fraternidad, independencia de criterio, libertad, respeto a la dignidad de las personas, responsabilidad (social, política, jurídica y ética), sensibilidad social, solidaridad, tolerancia y justicia.
Erradicar prejuicios, conflictos de intereses e intereses creados.
Concebir al hombre, fundamentalmente: a) Como sujeto de la historia y no como objeto y víctima de ella; y, b) Como persona humana, con todos sus deberes y derechos, y no como un simple individuo productor de mercancías y acuñador de fortunas para unas cuantas personas y naciones privilegiadas del mundo.