jueves, 12 de marzo de 2009

EL PERIODISTA DIGITAL

EL PERIODISTA DIGITAL
Escribe: Dr. Eudoro Terrones Negrete


Para la doctora en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid e Investigadora de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, Lizy Navarro Z., un periodista on line es un profesional multimedia, interactivo, investigador, hábil y responsable y que debe prepararse para ocupar los puestos que demandan las circunstancias actuales y deben tener más conocimientos que un periodista cualquiera, pues la competencia es cada vez mayor (fundacionbuendia@prodigy.net.mx).

Con los periódicos electrónicos desaparecen los empleados de las imprentas de prensa, desde el encargado de las bobinas al controlador, pasando por el tipógrafo, el grafista o el fotograbador, pero surgen nuevas actividades.

La redacción, la habitación física donde conviven los periodistas, se ha sustituido por una redacción virtual, que existe en las redes telemáticas, pero el ciberespacio no será capaz de sustituir el trabajo periodístico. El usuario tendrá la necesidad de contar con alguien que le seleccione, informe, interprete y juzgue los hechos que acontecen en el mundo. La técnica puede ayudar eficazmente en el proceso productivo y en su transmisión, pero no sustituir a quienes se encargan de buscar las informaciones, seleccionarlas, valorarlas y comunicarlas.

El periodista digital de la Sociedad de la Información es el vulgarizador de la ciencia y la tecnología, de los usos, tradiciones, costumbres y formas de vida de
los pueblos; es el cotidiano buscador de los hechos noticiosos y de la verdad, para tener bien y oportunamente informado a la población, sobre todo lo que acontece en la sociedad; es el profesional que trabaja con sentido ético y social, visión empresarial, espíritu humanista y pasión por la justicia social.

El periodista digital es un ser contestatario, que se rebela ante lo incorrecto, lo ilícito, lo deshonesto, lo indigno y lo injusto; es el cauce de la esperanza y la única vía de expresión de quienes no tienen poder y requieren de una mano solidaria; es el enamorado eterno del saber y de la verdad poliédrica, en procura de causas nobles y justas que motoricen la voluntad, el entusiasmo, la imaginación y la creatividad humana, sin esperar más recompensa que la solución de los problemas de la sociedad.

En la sociedad global, es propio del periodista digital captar, clasificar, dar forma, interpretar, redactar, comentar y difundir cierto tipo de mensajes, noticias o informaciones que satisfagan las preferencias de la colectividad; saber dónde se encuentran las noticias, cómo descubrirlas y cuándo explotarlas y difundirlas; conocer las técnicas del oficio tipográfico y los aspectos gráficos; manejar adecuadamente las técnicas de corrección de estilo (signos y señales), del trabajo intelectual y de la investigación periodística; superar obstáculos, inconvenientes, limitaciones, defectos y vicios en su misión informativa y evaluar y perfeccionar el trabajo profesional dentro de la sociedad.

También es propio del periodista digital estudiar, investigar y escribir utilizando métodos y técnicas modernas; no pasar por alto ningún indicio y mantenerse agresivo y pertinaz cuando está en la pista de una noticia, a fin de sacar a luz actos y hechos ocultos que interesan a la colectividad; publicar la información exacta, sin temor a la competencia sensacionalista, sin favoritismo para con ningún partido político, facción, grupo o clase social y sin recompensas económicas, sólo con la satisfacción del deber cumplido; recibir y respetar las opiniones contradictorias a las suyas, sin mostrar reacción emotiva o impulsiva que alteren la interacción humana; no detenerse ante las apariencias e investigar a fondo y minuciosamente los hechos cotidianos, procurando no caer en el “juego” de personas o de grupos interesados.

El periodista digital debe tener una buena imaginación para observar los eventos cotidianos, ensamblarlos y encontrarles sentido y significación para la vida y la sociedad y, por qué no también previsión para ver más allá del hecho presente; debe difundir la multiplicidad de ofertas de nuevas tecnologías de la información y la comunicación; luchar contra los vicios y las debilidades humanas, la codicia, el derroche presupuestal, la corrupción e inmoralidades de funcionarios y autoridades donde quiera que aparezcan; pronunciarse, editorialmente, sobre los problemas públicos, con lealtad a la causa del pueblo y fe profunda en los mejores destinos de la inmensa mayoría nacional, el bien común y del progreso de toda la sociedad humana.

No menos importante para un periodista digital que cumple sus funciones en la sociedad global es el de servir de puente entre ciencia e información, entre pueblo y cultura, considerando que la información es un bien social, un patrimonio de la colectividad, tratando de reducir la distancia entre el conocimiento, las experiencias y sus aplicaciones diarias. El periodista digital no deja de abordar con independencia de criterio los problemas básicos del periodismo: mercantilismo, desprofesionalización, oligopolio, manipulación y alienación informativa, sensacionalismo, plagio, volteo de la información, falta de credibilidad, falta de veracidad y carencia de principios y valores éticos.

El periodista digital o ciberperiodista es capaz de crear grandes webs que sirvan de portales de una sección con un periódico electrónico o una revista, a la cual el usuario puede conectarse para acceder a las noticias del día. En sus páginas se incluye un resumen del periódico, principalmente los titulares para, una vez pulsando en ellos, se pueda leer la información completa.

El periodista digital rompe con la comunicación lineal y unidireccional de un emisor a un receptor. Está inmerso en un mar incontrolable de información y está interconectado a fuentes, periodistas, receptores, interactores, entre otros.

El periodista digital tiene la capacidad y la habilidad suficiente para recuperar, almacenar y acceder rápidamente a versiones de ediciones atrasadas referente a informaciones, noticias, artículos de periódicos o de revistas electrónicas, mediante el empleo de potentes motores de búsqueda.

El periodista digital es un personaje público que tiene por arma fundamental la palabra, la pluma y el pensamiento crítico y creativo. En el ámbito de la sociedad global es un personaje admirado porque nos entrega, cotidianamente, las noticias que se producen en el mundo, pero también es un personaje que recibe críticas cuando actúa contra el bien común, cuando se burla de las leyes de la República, cuando atenta contra los principios y valores éticos, cuando no respeta la dignidad de las personas, de los gobernantes y de los gobernados.

El periodista digital en su amplia y variada función y misión, es el profesional que a través de un medio de comunicación informa, interpreta, explica y opina sobre hechos o acontecimientos cotidianos que se producen a nivel local, regional, nacional o mundial. Orienta y modela la opinión pública, fiscaliza, investiga, educa y entretiene a sus lectores, oyentes y televidentes; ayuda a entender y explicar el mundo y la vida y a develar sus recónditos secretos; contribuye a plantear alternativas de solución a los problemas de la sociedad globalizada. Contribuye a que los medios ejerzan una influencia positiva en la configuración de opiniones integradoras, positivas y socializadoras al servicio de la transformación integral de los pueblos y naciones del mundo.

Al respecto, refiere Hilda García Villa, Directora editorial del periódico electrónico To2, que hablar de periódicos en línea parece fácil, sobre todo cuando pensamos que la mayoría de los medios impresos tradicionales han decidido poner su información en el ciberespacio. Pero un periódico virtual, sin un medio que lo respalde, es poco usual. Además de los hoy llamados portales que incluyen noticias de sus propios reporteros y las generadas por las agencias de información, existe en Estados Unidos el Nando Times, en El Salvador El Faro, y en México se conocen Diariointernet y Mexis, aunque este último evolucionó su proyecto para toda América Latina en To2.com. Estos sitios, al no estar respaldados por ningún otro medio, han aprendido a hacer contenidos en línea con base en la experiencia de los tradicionales.

Sin embargo no pueden ser iguales, pues así como cada medio puede contar con un formato de operación y presentación de sus contenidos, Internet apenas lo está construyendo. Arrancar un periódico en línea no es fácil. Se sabe cómo reportear pero se desconoce cómo presentar la información y qué es lo que interesa al lector; pero mucho menos, y esto es muy grave, se sabe con quiénes trabajar.

Pocos periodistas ven en Internet una fuente de empleo y una vez que ven a la red como una posibilidad laboral, les resulta difícil entender su dinámica. La combinación del ejercicio periodístico con los avances tecnológicos no es sencilla. No hay antecedentes de periodistas en línea o periodistas productores que puedan integrarse fácilmente a un periódico virtual.

Por esa razón se ha vuelto tan difícil encontrar el perfil ideal de un ciberperiodista y las contrataciones se basan en jóvenes que no tienen miedo a la tecnología, más que en periodistas experimentados que ven en «los fierros» a un enemigo en potencia.

El periodista digital es capaz de desenvolverse con soltura y creatividad dentro de la macrored que representa Internet y de adaptarse al trabajo profesional en formato digital y dentro de un nuevo espacio virtual.

El periodista digital busca directamente en las fuentes de información el material que requiere y por tanto ya no necesita que el documentalista - lo que sí tradicionalmente ocurría- le facilite el acceso al documento original o a la copia impresa. Ahora el documentalista es el guía, el facilitador, el orientador y el organizador de recursos informáticos para ayudar al ciberperiodista a localizar la información que busca, fundamentalmente mediante la Intranet.

El periodista digital rompe con la comunicación lineal y unidireccional de un emisor a un receptor. Está inmerso en un mar de información y está interconectado a fuentes, periodistas, receptores, interactores, etc. y labora dentro de una micro-redacción y de un proceso de comunicación multimedia, multilineal e interactivo. Por ahora nos conformamos con la denominación de periodista digital toda vez que tanto el paradigma de la Red como el de la Sociedad de la Información se basan en su carácter digital y usan herramientas digitales: ordenadores, cámaras, etc., y publican en medios digitales: Internet, televisión digital, etc.

El periodista digital es el que ejerce como tal a partir de su capacidad para crear elementos nuevos de comunicación, donde el análisis, la interpretación y la integración de los procesos informativos son los que dan un valor añadido a la actividad del medio. (Fernández, L.A. 1998).

El periodista español y docente del curso de postgrado de Periodismo Digital de la Universidad Abierta de Cataluña, Quim Gil, señala, en el artículo «Diseñando el Periodista Digital» ( http://www.saladeprensa.org/art89.htm) lo siguiente:

«¿Qué es un periodista digital? La pregunta no tiene respuesta clara, y no sólo por la poca concreción del término «digital». El propio concepto de «periodista» viene discutiéndose desde hace décadas, especialmente desde la implantación masiva de la radio y la televisión. Actualmente la definición de periodismo no afecta solamente a los periodistas digitales, sino a la profesión entera. Hasta hace poco los periodistas eran «los que informaban», los «profesionales de la información». Pero con la aparición del medio digital estas afirmaciones -cuestionables ya de por sí- han perdido todo fundamento».

Y agrega: «Cualquiera que acceda a Internet tiene capacidad de informar. No es la calidad de la información lo que diferencia a un periodista. Un periodista malo no deja de ser un periodista y en cambio existen personas con conocimientos específicos que pueden informar muy bien, sin ser periodistas».

Para Quim Gil, el verdadero periodismo digital sería el periodismo en red, ya que éste «rompe con la comunicación lineal y unidireccional» e implica una serie de cambios básicos acerca de las rutinas del periodismo tradicional.

Hoy el periodista digital es más narrador que mero informador de los hechos, pues “las noticias han pasado a ser más temáticas”.

El periodista digital debe incorporar a su formación y actualización profesional permanentes introducciones a disciplinas vecinas o anexas muy diversas, para un mejor desempeño laboral: administración de sistemas, ingeniería de sistemas, derecho de la información digital, comunicación digital, infonomía, etc.

Un periodista en línea, al escribir sus notas informativas, deberá pensar principalmente en un lenguaje universal, pues hay informaciones que adquieren una relevancia especial por su interés común. Debe pensar y entender que su público o usuario ya no es el lector de su pueblo sino el habitante de cualquier punto del planeta. Debe considerar que a la gente le interesa lo que le afecta de manera directa.

Debe aprovechar la agilidad informativa, para “ganar la nota” o la “primicia” pero obligándose a tener más cuidado para ejercer la profesión a fin de mantener siempre en alto sus niveles de credibilidad informativa.

El periodista digital utiliza ahora el correo electrónico para enviar sus notas informativas a las salas de redacción o para recibir algún documento oficial y hasta respuestas de algún entrevistado.

La incorporación de la tecnología de la información y la comunicación al trabajo periodístico, mediante la Internet permite al periodista lo siguiente:
a) Contar en forma oportuna, al menor tiempo, más reciente y más exclusiva, con la información que se requiere.
b) Acceder al instante a bancos de información nacionales o mundiales para la obtención de datos precisos, confiables y oportunos, a un costo relativamente bajo.
c) Simplificar las actividades profesionales del periodista.
d) Mejorar la productividad en el campo del periodismo.
e) Hacer un producto de mayor calidad y con la mayor velocidad y seguridad posibles.
f) Desarrollar las potencialidades creativas e incrementar notablemente la cantidad del trabajo periodístico.
g) Medio poderosísimo que permite acercar a las personas, empresas, instituciones y gobiernos entre sí.
h) Asimismo es un instrumento que se presta a usos censurables con consecuencias funestas.

El periodista digital:

a) Es a la vez emisor y receptor de la información distribuida por Internet, por ello es el estudiante perfecto para la tele-enseñanza a través de la red.

b) Utiliza modernos instrumentos de comunicación y conoce los códigos, los diálogos, las claves, los programas y las técnicas tanto para obtener la información, como para procesarla y emitirla. Se afirma por ejemplo que más de la mitad de las actuales ofertas de trabajo para el periodista provienen de medios digitales, donde saber aplicar correctamente los criterios de utilización de las nuevas tecnologías es imprescindible. El periodista digital está formado y capacitado para trabajar con las nuevas tecnologías.
c) Trabaja en una oficina reducida de redacción virtual, donde la comunicación electrónica reemplaza a los consejos de redacción.

d) Realiza una nueva forma de trabajo: el teletrabajo, donde el despacho en casa de cada periodista se convierte en la redacción real del medio de comunicación para el que trabaja: los horarios flexibles, desaparece el concepto de edición única, al tener la opción de una actualización permanente, aplica tecnologías multimedia y narrativas hipertextuales, etc.

e) Maneja adecuadamente los medios analógicos o tradicionales (prensa escrita, televisión, radio) y los medios electrónicos o digitales (distribuidos básicamente a través de Internet).

f) Es un gestor de información y un buen documentalista, pues controla toda la información de la red y la de fuera de ella, y sabe dar respuestas rápidas a los lectores.

Para ser periodista digital se requiere cumplir, cuando menos, con los requisitos básicos siguientes:
a) Dominio de la computación e informática
b) Capacidad de producir el formato para presentar la información y adecuarse a la tecnología con la velocidad informativa de una agencia.
c) Dominio del idioma inglés, preferentemente.

En la era de la sociedad global no es la calidad de la información lo que diferencia a un periodista. Existen personas con conocimientos específicos que pueden informar muy bien, sin ser periodistas.