jueves, 12 de marzo de 2009

FUNDAMENTOS DEL BUEN PERIODISTA DIGITAL


FUNDAMENTOS DEL BUEN PERIODISTA DIGITAL
Escribe: Dr. Eudoro Terrones Negrete

Constituyen fundamentos del buen periodista digital en la sociedad global:
Buen uso del lenguaje, escribiendo con claridad, precisión, sencillez y corrección.
Buscar el entendimiento, la paz, la integración y la hermandad entre los pueblos.
Callar antes que deformar y desinformar.
Conferir igualdad de oportunidades a su público, sin preferencias ni marginaciones.
Conservar el amor y orgullo por la profesión de periodista.
Considerar siempre que la "primicia" informativa sólo es válida mientras sea exacta y completa. Las primicias inexactas e incompletas atentan contra la confianza pública en la prensa y hacen mucho daño a la profesión periodística.
Contribuir a la formación de actitudes positivas y a la orientación correcta de la opinión pública.
Decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.
Defender y dignificar la profesión por sobre todas las cosas.
Demostrar imparcialidad en la información, la crítica y el comentario periodísticos.
Eliminar la práctica habitual o constante del periodismo sensacionalita.
Esforzarse por demostrar su capacidad para crear, promover y defender valores.
Evitar la rutina y el conformismo en su función profesional.
Formular afirmaciones, comentarios y críticas ajustados a la verdad, a la lógica y a la justicia.
Guardar el secreto profesional. No revelar públicamente las informaciones recibidas confidencialmente. Sólo es procedente revelar la fuente cuando está de por medio un interés mayor de bien común, cuando se trata de prevenir un grave daño a la comunidad o sociedad, cuando resulta ser el único medio para defender la inocencia o el buen nombre de una persona o institución injustamente atacados en público.
Laborar con creatividad, ideas innovadoras, espíritu y visión empresarial.
Mantener independencia de criterio.
Mantener reserva sobre sus convicciones políticas, filosóficas, religiosas o de cualquiera otra índole.
Mantenerse inflexible frente a toda suerte de presiones económicas y políticas. Los intereses del pueblo o el bien común priman frente a todo interés personal, grupal o subalterno.
No ejercitar la intriga, la murmuración ni la adulación.
No escatimar gastos, espacio ni lugar destacado cuando la noticia lo justifique en función del interés social.
No matizar, tergiversar, exagerar, deformar ni mal interpretar las noticias, menos aún escribirlas de en el sentido que den lugar a errores de interpretación por parte de los redactores, autores de titulares, lectores, oyentes o televidentes.
Orientar, educar y recrear a la población.
Promover, defender y ejercitar las libertades de conciencia, religión, información, opinión, expresión y difusión del pensamiento mediante la palabra oral o escrita o la imagen, por cualquier medio de comunicación social, sin previa autorización ni censura ni impedimento algunos, bajo las responsabilidades de ley.
Promover y defender los derechos humanos durante el ejercicio de la profesión.
Promover un mundo nuevo de la información y la comunicación y una sociedad global con rostro humano y con sentido ético y social.
Respetar las fuentes de información, los valores universales y la diversidad de culturas.
Respetar, defender, promover y difundir la Constitución política y las leyes de la República.
Ser respetuoso de los lectores, oyentes y televidentes.
Servir a su público y no servirse de él.
Tener fe en sus conocimientos, experiencias, aptitudes, destrezas y habilidades para el mejor cumplimiento de sus funciones profesionales.
Usar los equipos e instrumentos de comunicación social en óptimas condiciones.
Utilizar métodos lícitos y leales para obtener declaraciones, fotografías, informaciones y documentos.
Vulgarizar la educación, la cultura, la ciencia y la tecnología.