domingo, 22 de marzo de 2009

LA MALA REPUTACION DE PERIODISTAS Y SUS MEDIOS


LA MALA REPUTACION DE PERIODISTAS Y SUS MEDIOS
Escribe: Dr. Eudoro Terrones Negrete


La reputación o fama del periodista es producto del buen vivir y del trabajo con profesionalismo, conforme a las normas morales, sociales, jurídicas y las buenas costumbres, expresada en opinión favorable por parte del público.
La mala reputación que tienen algunos periodistas y medios de comunicación, en los diversos países del mundo, se debe a la crítica de amplios sectores del público dirigida fundamentalmente al comportamiento de los periodistas en el tratamiento de la información o a la influencia del Estado y de grupos de poder en los medios, que los resuminos en los siguientes puntos:
1. Difusión frívola de contenidos, de comentarios ligeros y superficiales o poco interesantes y trascendentes.
2. Defensa de intereses de los grupos de poder, de partidos políticos, etc., ajenos al interés nacional.
3. Violación del derecho al honor y a la intimidad de las personas.
4. Parcialidad en las informaciones, afirmaciones, comentarios y críticas.
5. Manipulación de la información por parte del gobierno de turno, de grupos de poder económico y político y grupos de presión.
6. Espíritu lucrativo o mercantil. La noticia deviene en una simple mercancía y la función periodística no es considerado como un servicio público y social.
7. Inapropiado uso del lenguaje, demostrando cotidianamente empirismo, pobreza lexicológica, etc.
8. Falta de credibilidad ante el público.
9. Delitos de prensa en que incurren algunos periodistas: difamación, calumnia o injuria.
10.El no rectificar las noticias o comentarios que hubieran resultado inexactas y agraviantes al lector, oyente o televidente.
11.Reiteradas omisiones intencionadas sobre acontecimientos importantes y de verdadero interés nacional.
12.Publicación de informaciones secretas o reservadas en razón de un bien común superior al derecho de estar informados.
13.Fomentar el enfrentamiento de gobernantes con gobernados y la división de la familia o de las instituciones, poniendo en grave riesgo la estabilidad jurídica, política y democrática del país.
14.Utilizar métodos ilícitos y desleales para obtener declaraciones, fotografías, informaciones o documentos.
15.Practicar la maledicencia, es decir hablar mal de las personas e instituciones y desearles que les ocurran males en el futuro.
16.Opinar contra la verdad, contra su convicción o conciencia.
17.Complicidad de periodistas en la represión a la prensa y a los trabajadores de la información.
18.El plagio y el irrespeto a la propiedad intelectual y a la fuente de información. Noticieros radiofónicos existen por ejemplo que leen noticias de los periódicos o revistas sin mencionarlos jamás como fuentes de información.
19.Buscar favores y aceptar gratificaciones a cambio de encubrir el fraude y callar las fechorías o la incompetencia en la conducción de los asuntos públicos por parte de las autoridades respectivas.