miércoles, 11 de marzo de 2009

TEORÍA DE NIETZSCHE ACERCA DEL HOMBRE

TEORÍA DE NIETZSCHE ACERCA DEL HOMBRE
Escribe: Dr. Eudoro Terrones Negrete


La teoría de Nietzsche se denomina Teoría del Superhombre. Superhombre es la denominación dado por el filósofo Nietzsche (1883-84), en su obra «Así habló Zarathustra» a lo que juzgó un tipo superior de humanidad considerado como el fin de la evolución humana. Para escribir su obra tuvo como antecedentes la filosofía pesimista de Schopenhauer y la teoría evolucionista de la especie de Darwin.
«El hombre –dice Nietzsche- es algo que debe ser superado... En tiempos pasados fuisteis simios, ¿pero ahora es el hombre más simio que cualquier simio!... El Superhombre es el sentido de la tierra... y nunca prestéis fe a quienes os hablen de esperanzas ultraterrenas! Son destiladores de veneno, conscientes o inconscientes. Son menospreciadores de la tierra, moribundos y emponzoñados, y la tierra los resulta fatigosa. ¡Por eso desean abandonarla!»
Para Nietzsche, el hombre es solamente un paso hacia el superhombre. «El hombre es una cuerda tendida entre la bestia y el Superhombre; una cuerda sobre un abismo. Lo que hay de grande en el hombre es que es un puente y no una meta; lo que se puede amar en el hombre es que es una travesía y una decadencia». El Superhombre es el hombre fuerte, el hombre dominador, el hombre ególatra que se enfrenta con Dios. El Superhombre es el «que ha muerto» para vivir intensamente el único mundo existente; el mundo de las sensaciones, pues, según Nietzsche, los mundos de la Metafísica y de la Religión, son «meras ensoñaciones». «Yo quiero mostrar a los hombres –puntualizaba Nietzsche- el sentido de su existencia, que no es sino el Superhombre, el rayo que emerge de la sombría nube humana».«... Para los hombres, vengo a ser algo así como un intermedio entre el loco y el cadáver» hablaba Zarathustra.
Nietzsche llama al hombre que va más allá del que existió hasta ahora, el Superhombre. Zarathustra no es todavía el mismo superhombre, sino el primero absolutamente que transita hacia aquél, o sea, que es el que se está haciendo superhombre. El Superhombre es el hombre ególatra que es capaz de enfrentarse con Dios, es el hombre dominador y fuerte, es el hombre don sentimiento de poder, con voluntad de dominio, con deseo de acumular más poder y más guerra y de querer ser en el futuro el amo de la tierra.
José Ferrater Mora, en su “Diccionario de grandes filósofos”, explica la concepción nietzscheana acerca del Superhombre: “El Superhombre es aquel en quien la voluntad de dominio se revela en toda su fuerza; es el que está situado verdaderamente más allá de la moral, el que tiene el valor de afirmar frente a la moral la virtud en el sentido del Renacimiento italiano. El Superhombre es el que vive en constante peligro, el que, por haberse desprendido de los productos de una cultura decadente, hace de su vida un esfuerzo y una lucha. Si el Superhombre tiene alguna moral, es la moral del señor, opuesta a la moral del esclavo y del rebaño y, por lo tanto, opuesta a la moral de la compasión, de la piedad, de la dulzura femenina y cristiana”.