martes, 20 de julio de 2010


Filosofía de la Globalización
Escribe: César Arias Quincot
Periodista y licenciado en Historia.

Fuente: Diario Noticias
Arequipa, jueves 17 de junio de 2010
Gerente General: Ronald Ibáñez Barreda
diarionoticiasarequipa@yahoo.es



Eudoro Terrones es un destacado comunicador social –además de doctor en educación- y una de las autoridades de la hoy Universidad Jaime Bausate y Meza.

Su reciente libro FILOSOFÍA DE LA GLOBALIZACIÓN, editado por el fondo editorial de dicho centro académico, constituye una interesante reflexión acerca de uno de los temas más importantes del presente.

En efecto, los peruanos, al igual que el resto de la humanidad, vivimos en medio del proceso de globalización, que es una consecuencia objetiva de las aceleradas transformaciones científicas y tecnológicas que han conducido a la ruptura de las fronteras y a la rápida reducción de los poderes del Estado-nación.

En consecuencia, los peruanos –lo queramos o no- vivimos en un mundo globalizado y no podemos hacer nada para evitar las consecuencias objetivas de esta situación.

Sin embargo, al lado de este proceso objetivo existe un factor ideológico, el pensamiento que en estas latitudes denominamos “neoliberal” y que los anglosajones llaman pensamiento de la “nueva derecha” o “neoconservador”.

El autor del libro considera esta ideología como la compañera necesaria del proceso de transformaciones científicas y tecnológicas. Aquí tenemos una diferencia con él.

En efecto, nosotros consideramos que las ideas neoliberales fueron una respuesta a la crisis capitalista de la década de 1970 y adquirieron hegemonía luego de las victorias electorales de Margaret Thatcher en Inglaterra y Ronald Reagan en Estados Unidos (1979 y 1980), así como la imposición de dicho modelo a partir de la crisis de la deuda en nuestras tierras.

En consecuencia, es posible la globalización con rostro humano, y a favor de ello trabajaron las fuerzas progresistas chilenas durante dos décadas y lo hace hoy el presidente Lula en Brasil, y tratamos de hacerlo aquí en Perú.