domingo, 23 de diciembre de 2012

TODO ES POSIBLE ¿NO SEÑOR TOLEDO?

TODO ES POSIBLE ¿NO SEÑOR TOLEDO?
Escribe: Eudoro Terrones Negrete

A la fecha hay dos ex presidentes del Perú, Alejandro Toledo y Alan García,  a quienes les corresponde un “módulo congresal” en virtud a la norma aprobada al final del gobierno de la chakana.
Mientras García Pérez renunció oportunamente (enero 2012) a esta prebenda, Alejandro Toledo viene percibiendo en toda su dimensión.
Alan García escribió en su Facebook: “En enero rechacé los tres asesores y la gasolina mensual porque tal pago por 500,000 anual es un beneficio indebido e ilegal ajeno a la pensión”.
Ahora el problema es Alejandro Toledo quien goza de las ventajas económicas concedidas por el Congreso de la República
Mientras el legislador Carlos Bruce manifiesta “es inmoral que Toledo no renuncie a los beneficios económicos del Congreso”, el ex presidente García Pérez califica el beneficio de “indebido e ilegal”, ¿y la inmensa mayoría ciudadana qué opina? posiblemente “No estamos de acuerdo”.
El ex mandatario Toledo tiene asignada una oficina en el Congreso, con secretaria y tres asesores bien remunerados. Aquí casi nunca se lo ve atendiendo a las personas que buscan la solución a sus problemas, escribiendo artículos, investigando o realizando informes de investigación en bien del país. El “módulo” congresal le cuesta al país alrededor de S/. 390 mil soles anuales.
Tratando de interpretar el sentir del pueblo, consideramos que el ex presidente Toledo debería renunciar a este “módulo congresal” en resguardo de la economía de los que menos tienen en el Perú y que son los que más necesitan.
La petición de renuncia a este discutible “derecho” se justifica por las razones siguientes: Por vivir más tiempo en el extranjero que en el Perú; por tener actividades privadas que le permiten solventar ampliamente sus gastos personales y familiares; por gozar de un emolumento mensual de S/. 20 mil soles; por tener ingresos profesionales en la actividad privada.
Alejandro Toledo debería aprender a sintonizar con el sentir mayoritario de la población, que está en contra de todo tipo de privilegios, y dar ejemplo de austeridad y de lucha por los que menos tienen, por ser éstos los que más necesitan.
Pensamos que en nuestro país no debemos ser buenos imitadores de lo malo y malos imitadores de lo bueno.