martes, 14 de mayo de 2013

A los 89 Años de Fundación del APRA

A los 89 Años de Fundación del APRA
Por: Eudoro Terrones Negrete
El 7 de mayo de 1924, Víctor Raúl Haya de la Torre fundó en la ciudad de México la Alianza Popular Revolucionaria Americana.
En el Salón de actos del Museo Nacional, Haya de la Torre hizo entrega la bandera de Indoamérica al presidente de la Federación de Estudiantes de México, en un emotivo, juicioso y célebre discurso: “No sólo queremos a nuestra América unida, sino a nuestra América justa. Sabemos bien que nuestro destino como raza y como grupo social, no puede fraccionarse: formamos un gran pueblo, significamos un gran problema, constituimos una vasta esperanza”
Desde aquél entonces, el aprismo es una alianza de las clases media, campesina, proletariado industrial y es un movimiento político latinoamericano autónomo, sin ninguna intervención o influencia extranjera; no está ligada a ninguna Internacional y no le financia ningún país extranjero.
La filosofía del aprismo puntualiza que la concepción marxista es un antecedente histórico importante pero no inalienable, no una verdad inconcusa, toda vez que está limitado y relativizado por las condiciones peculiares de su Espacio y de su Tiempo, que son las que determinan su negación dialéctica. Al mismo tiempo determina que si los problemas sociales y económicos de Europa e Indoamérica son diferentes, las soluciones deben también ser diferentes.
Según la doctrina del aprismo, sólo la conciencia de un destino justo y libre puede elevar el espíritu del hombre a la altura de su portentoso vuelo de progreso material, espiritual y moral.
Este Gran Frente Único de Trabajadores Manuales e Intelectuales cree en la Democracia Funcional como fin y no como medio, propugna y defiende un Estado nacionalista, popular, descentralista, regionalizado, sustentado en la igualdad de deberes y derechos de todos los que conforman la Gran Nación Peruana e Indoamericana y en el principio general de la Justicia Social con Pan y Libertad.
El aprismo plantea la necesidad de los capitales para la industrialización de Perú y de los países de América Latina, pero con el debido control y sujetas a nuestras leyes, con el pago de un salario digno y justo, que permita a los trabajadores gozar de mejores niveles de vida, bienestar y felicidad.
Combate todo tipo de imperialismo y de dictaduras, vengan éstos como vengan y de donde vengan o con el disfraz que usen. Lucha por una revolución integral: social, educativa, cultural, política, económica, ecológica, científica, tecnológica y moral, a través de medios pacíficos y racionales.
El aprismo postula regir los destinos del Perú, a través de elecciones limpias y democráticas. Ya fue gobierno durante dos periodos:1985-1990 y 2006-2011, con Alan García Pérez, como Presidente de la República.
En esta fecha histórica los apristas de pensamiento, corazón y acción, que no traicionan sus ideales, asumen el compromiso de seguir siendo leales y consecuentes al pensamiento revolucionario de su Maestro, Jefe y Guía, Víctor Raúl Haya de la Torre.

A DOS AÑOS DEL GOBIERNO DE OLLANTA HUMALA

A DOS AÑOS DEL  GOBIERNO  DE OLLANTA HUMALA
Por: Eudoro Terrones Negrete
Faltando tres meses para que se cumpla dos años del actual gobierno, más allá de encuestas de relativa confiabilidad sobre la popularidad del presidente Ollanta Humala y de su digna esposa,  no se ve cambios trascendentes en el Perú.  
La indefinición sobre el indulto a Fujimori, la “reelección conyugal”, la indignación nacional por la inseguridad ciudadana, la sanción impuesta injustamente a Javier Diez Canseco, por el Congreso de la República y que el poder Judicial tuvo que enmendar la plana, la falta de empleo digno y salario justo para la inmensa mayoría de trabajadores, la promesa incumplida de la Gran Transformación, y la persecución política al ex presidente Alan García, son temas y problemas por las que tendrán que responder el gobierno de Gana Perú y su aliado de facto Perú-Posible.
La mayoría de la población, que cumple más deberes a costa de menos derechos, percibe que el poder político y de decisión lo tiene la esposa del presidente, a tal punto que algunos congresistas de oposición han denunciado que el gobierno está haciendo mal uso de los recursos de todos los peruanos para promocionar, contra viento y marea, la “reelección conyugal” con miras al 2016.
No hay, por ningún lado, la modernización del estado peruano. No se agiliza los proyectos mineros y de construcción. Las inversiones extranjeras están casi congeladas. Hay lentitud burocrática en la construcción de las irrigaciones. Hay copamiento político-partidario en importantes instituciones del Estado. El Estado no llega a todos, es excluyente y no atiende las demandas de la inmensa mayoría nacional.
Aún no se ha efectuado la reforma fiscal que permita al Estado tener mayores recursos, atender las demandas sociales y distribuir la riqueza equitativamente.
Los programas sociales son simples paliativos, no resuelven los problemas de la desigualdad y la exclusión social. Persiste el cholo barato,  así el pobre se hace cada vez más pobre y el rico se hace cada vez más rico.
A tal punto que el sindicato de la CGTP, descontento con la política económica y social del gobierno anuncia ahora una posible huelga general indefinida si no  son atendidos en sus demandas laborales.
El modelo neoliberal,  vinculado con intereses de empresas transnacionales, y al que tanto combatió el señor Ollanta Humana, rápidamente se ha impuesto en estos dos años. Así el denominado “gobierno nacionalista” quedó, con cuatro llaves, en el baúl de los recuerdos. Como programa político y económico el nacionalismo NO VA.
Faltando tres meses para que se cumpla dos años del actual gobierno, no hay servicios básicos para la población de menores recursos que se hallan ubicados en la mayoría de los distritos y caseríos del interior del país (servicios de agua y desagüe, salud, empleo, energía eléctrica y vivienda).
¿Y por qué se mantiene esta desigualdad y desarticulación económica y social. La respuesta lo encontramos en el documento Plan de Gobierno 2011-2016 “La gran transformación” del actual gobierno: “La desigualdad y desarticulación económica y social hacen inviable el futuro del país como nación. Es preciso, por lo tanto, cambiar radicalmente esta situación para generar igualdad de oportunidades y de acceso a la justicia, educación, salud y los servicios básicos”. Y ante la pregunta ¿Se ha cambiado radicalmente esta situación? La respuesta del pueblo no se deja esperar: No, No, No y No.
Los gobiernos regionales no son la integración de regiones como deberían ser. Continúan funcionando como la integración de las provincias de un departamento, sin favorecer en gran medida y de manera sostenida al desarrollo y progreso de las provincias, distritos y caseríos del país.
En el plano internacional, la falta de liderazgo y de mayor capacidad persuasiva y comunicativa por parte del “equipo” de gobierno y de sus ministros, no ha permitido captar las mayores inversiones para grandes proyectos de desarrollo  del país y menos liderar la construcción de los cimientos de la Gran Patria Latinoamericana. Varios de los ministros han sido cuestionados y hay voces en la oposición que vienen demandando el cambio de Gabinete. La pésima y censurable lección que deja el gobierno es el haber avalado al cuestionado presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, por la serie de irregularidades que hubo en el proceso electoral.
La mayoría de congresistas nacionalistas carecen de  experiencia política, no están respondiendo a las expectativas e intereses del pueblo, no priorizan adecuadamente su agenda para nombrar a importantes autoridades que ya cumplieron su tiempo de ejercicio en el cargo (caso Tribunal Constitucional, Banco Central de Reserva y Defensoría del Pueblo). Algunas de sus comisiones investigadoras ven la paja en el ojo ajeno de los opositores políticos, olvidando que hay dos tipos de corrupción: corrupción interna y corrupción externa: el uno, camina por dentro y el otro, por fuera. Sus resultados se sabrá sólo cuando se investigue con rigurosidad científica, sin odio y sin venganza política. No debe olvidarse que la moralización, para ser confiable, efectiva y verdadera, debe empezar por los propios moralizadores.
Abraham Lincoln decía: “Se puede engañar al pueblo por un tiempo, pero no durante todo el tiempo”.
El actual gobierno de Ollanta Humala ofreció al país transformar el Estado con una nueva Constitución, para hacerlo descentralizado y participativo, promotor de la institucionalidad democrática y de una gestión gubernamental descentralizada en base a regiones transversales  que abarque las tres regiones del país y defensor de la soberanía nacional. Pero ¿cuál es el resultado en estos dos años de gobierno? El pueblo tiene la palabra, pero yo diría: cero al cociente.
El presidente Ollanta sigue gobernando con la constitución fujimorista de 1993, al que tanto criticó. A la fecha no hay el proyecto para una nueva Constitución, ni para volver a la Constitución de 1979 , Constitución esta última ante la cual juramentó para ejercer el cargo de presidente de la República.
Con las mismas expresiones del Plan de Gobierno 2011-2016 de Gana Perú, pienso que los trabajadores del Perú profundo exigen al presidente Ollanta Humala que “El Estado debe dejar de ser propiedad de unos pocos y pasar a servir a todos los peruanos en igualdad de condiciones, debe dejar de estar al servicio de pequeños, aunque poderosos, grupos económicos, para promover no sólo el desarrollo económico del país sino también el de su infraestructura”, porque hasta ahora el Estado no llega a todos, sigue siendo neoliberal, excluyente, cleptopatrimonialista y con altos niveles de corrupción.
El Estado sólo funciona para una minoría, no es nacional,  no es una nación para todos en igualdad de deberes y derechos, no es un espacio de solución de los conflictos sociales, está dominado por grandes grupos de poder económico que trabajan para sí, tras explotar al cholo barato.
Gana Perú ofreció al país, a través de su Plan de gobierno, la promoción de un “pacto entre los trabajadores y las empresas para erradicar definitivamente la pobreza y el subempleo, mediante la creación de oportunidades de trabajo, y no con programas de asistencia social”.  Ofrecimiento que sólo quedó en una simple promesa para ganar las elecciones. El ciudadano común y corriente exige resultados concretos que incidan en el mejoramiento de su calidad de vida, que lo deparen mayores niveles de justicia y de bienestar.
Dos años de gobierno que no da muestra de terminar con el caudillismo presidencial y familiar, en cuyo núcleo de poder confluyen élites económicas y políticas que están capturando el Estado para ponerlo a su servicio.
En su Plan de gobierno, Gana Perú manifiesta que “la revocación del mandato procede a todo nivel, incluso al de presidente de la República”, pero en la práctica hacen todo lo contrario, como ocurrió hace poco al votar en contra de la revocatoria de la alcaldesa de Lima.  Urge una reforma de gobierno para devolver la confianza a la población y recuperar la autoridad moral y credibilidad en todo orden.

PERSECUCIÓN POLÍTICA AL EX PRESIDENTE ALAN GARCÍA

PERSECUCIÓN POLÍTICA AL EX PRESIDENTE        ALAN GARCÍA
Por: Eudoro Terrones Negrete
Sólo ocurre en el Perú. El congresista de la oposición, Javier Velásquez Quesquén,  reveló y denunció oportunamente que la megacomisión congresal, encargada de investigar al ex presidente Alan García Pérez por supuestos delitos en su segundo gobierno, antes de entrevistarlo ya tenía un borrador de dictamen, tratando de imputar la responsabilidad sin concluir el proceso de investigación, situación que fue calificada de persecución política.



Asimismo, el congresista dijo: “Cuando uno quiere investigar seriamente lo hace por los hechos. Luego se determina a los responsables. No se puede poner la carreta delante de los caballos”.
Ha pasado un año y la megacomisión, que trabaja a paso de tortuga, no concluye sus funciones y ha solicitado al pleno del Congreso la prórroga de cuatro meses para seguir investigando, en un vano intento de impedir que Alan García postule para las elecciones de 2016 como candidato de fuerza y pueda arrasar al candidato o a la candidata impuesta del oficialismo. Ese es el temor, no cabe duda, y la razón de la prórroga, para seguir alargando innecesariamente el proceso.
Paralelamente el Ministerio Público (MP) acaba de aprobar el levantamiento del secreto bancario y de la reserva tributaria de Alan García en un proceso de investigación que se le sigue por la compra de una casa en Miraflores (Lima) valorizada en 830 mil dólares. La Superintendencia de Banca y Seguros, la Sunat y la Sunarp tienen un plazo de 15 días para entregar la información al Ministerio Público, que permita encontrar un desbalance patrimonial, indicios razonables, evidencias y pruebas concretas si los hubiere.
Ante esta decisión del MP, García Pérez respondió que se allana a la investigación plena y profunda, pues así demostrará al pueblo peruano la transparencia de sus ingresos de 7 años: “Lo que ha hecho la Fiscalía es legal y muy positivo, porque así podrá comprobar los datos y la transparencia de mis ingresos…no tengo problema, yo no tengo secreto bancario ni para el periodismo ni para el Perú”. También advirtió que el tema de fondo es realizar desde el Gobierno “una ofensiva para imponer” la candidatura de Nadine Heredia.
Para encontrar responsabilidad, la comisión primero tiene que investigar con rigurosidad científica los hechos ocurridos, a la luz de la verdad,  con imparcialidad y  espíritu de justicia, primero tiene que interrogar a los personajes involucrados en el proceso, luego preparar el dictamen inicial que sería debatido, corregido, aprobado o rechazado por los miembros de la comisión, adjuntando la documentación sustentatoria.
El odio a las personas, el espíritu de venganza, el querer sacar ventaja política a costa de la honra de las personas, no garantiza una investigación seria, imparcial, responsable y jamás dará buenos resultados.
Según la Constitución política “Toda persona es considerada inocente mientras no se haya declarado judicialmente su responsabilidad”. Asimismo determina que “El secreto bancario y la reserva tributaria pueden levantarse a pedido del juez, del Fiscal de la Nación, o de una comisión investigadora del Congreso con arreglo a ley y siempre que se refieran al caso investigado”, y “Toda persona tiene derecho al honor y a la buena reputación, a la intimidad personal y familiar así como a la voz y a la imagen propias”.
A ninguna persona se le puede juzgar, acusar y sentenciar  por presiones políticas de grupos de poder,  de medios de comunicación o por intereses inconfesables del gobierno, y sin practicar una rigurosa e imparcial investigación, menos aún sin contar con las pruebas instrumentales fehacientes e irrefutables. Hacer todo lo contrario sería incurrir  en flagrante abuso de Derecho, en  persecución política, en cuyo caso el afectado o los afectados tendrían todo el derecho de defenderse en el poder judicial y en los tribunales internacionales.
Nadie que está en su sano juicio se opondría a la investigación de los actos de gobiernos anteriores. Bienvenido sea la investigación y a todos los ex presidentes de la República de Perú. Si algunos resultaren  responsables, que se les sancione con todo el peso de la ley.
En el Congreso de la República, desde el 8 de junio del año 2012, a través de la megacomisión del Congreso se investiga las presuntas irregularidades cometidas en el segundo gobierno de Alan García (2006-2011), los indultos  y las reducciones de pena concedidos, las presuntas irregularidades en el programa Agua para Todos, los supuestos casos de corrupción en las obras de Sedapal, la presunta irregular concesión del Terminal Norte del puerto del Callao,  la pérdida de los USB con los audios de las interceptaciones telefónicas en el caso Business Track (BTR).
De esta serie de cargos, Alan García no se corre. Acude puntualmente a las citaciones de la megacomisión para responder las preguntas o presentar los documentos complementarios en los casos que sean necesarios.
Mientras esto ocurre en el 2013, según el INEI el porcentaje de desnutrición crónica infantil en el Perú fue de 18.1 % el 2012 en el gobierno de Ollanta Humala; en este mismo año se registró más de medio millón de niños menores de 5 años con desnutrición crónica y más de 13 millones de peruanos no logran cubrir suficientemente sus requerimientos nutricionales para alcanzar una vida saludable y de calidad.
El 8 de junio de 2012, quince minutos antes de la hora citada, Alan García llegó al Congreso de la República para exponer las razones de la reconstrucción y remodelación  de los colegios emblemáticos, la expedición del decreto supremo de urgencia Nº 004-2009, entre otros.
Acompañaron a García los cuatro congresistas de su partido: Mauricio Mulder, Javier Velásquez, Luciana León y Elías Rodríguez.
El ex presidente quiso que la sesión fuera pública, para que la población se entere de la clase de preguntas y de la calidad de sus respuestas. Los miembros de la Megacomisión, en aplicación de su Reglamento, determinaron que fuera a puertas cerradas.
García Pérez, haciendo uso de la Constitución política  demostró fehacientemente que el Decreto de Urgencia 004-2009, que estableció la reconstrucción y remodelación de los colegios emblemáticos, “es absolutamente legal y constitucional”, toda vez que se expidió en un momento (2009) que se vivía una grave crisis económica en el mundo, y que el Perú creció 1 por ciento, cuando todos los demás países de América Latina y del mundo decrecieron. Justificó el uso del decreto, porque promovió la inversión pública y logró compensar la caída de la inversión privada, pues de no haberse expedido el Perú hubiese perdido por lo menos 250 mil empleos.
Después de responder satisfactoriamente las cincuenta preguntas de la megacomisión, García Pérez salió viento en popa, con el brazo izquierdo en alto y hasta prestó declaraciones a la prensa.
Después de las aclaraciones de Alan García, el congresista Enrique Wong Pujada, miembro de la megacomisión, declaró  a un programa de televisión, que  el decreto de urgencia era legal y constitucional y no cabía duda al respecto.
Una vez más se estrellaron quienes querían encontrar signos exteriores de enriquecimiento ilícito.  Alan García puso sobre la mesa de la megacomisión toda la documentación sobre su movimiento económico personal del último quinquenio gubernamental (2006-2011): “He dicho cuáles son mis ingresos clarísimos, que tenía al entrar, que tenía al salir,  ahí están mis cuentas corrientes de los cinco años, ahí están mis gastos y retiros de los bancos de los cinco años. Entré con tres inmuebles, no tengo ninguno en este momento”.
Buen ejemplo la de Alan García, de no correr ante sus  gratuitos detractores y perseguidores políticos. Los ex presidentes de Perú, en el futuro, deberían imitar dicho ejemplo, quedarse en el país al término de su mandato y defender las obras de su gobierno.
Alan García, luego de puntualizar que no conoce que se haya probado que algún funcionario de su gestión se aprovechó de la reconstrucción de los colegios emblemáticos, enfatizó: “Después de haber sido dos veces presidente de mi Patria, no necesito un centavo. Un sitio en la historia vale por toda la riqueza humana, eso no lo entenderá nunca quien no aspira al futuro y a la historia”.
Los perseguidores políticos están informados que el segundo gobierno de Alan García se caracterizó por el alto nivel de crecimiento económico alcanzado en el Perú, cuyo promedio en los cinco años (2006-2011) fue de 7 %, el mayor porcentaje obtenido en décadas por gobierno alguno. La pobreza disminuyó del 44,5 % al 31,3 % y se observó un desarrollo sostenido de infraestructura, como puertos y carreteras, entre otros.
La historia política registra que el aprismo es el único partido político en Perú y en América Latina que más ha sufrido persecución política, martirio y terror. Sus victorias electorales le fueron desconocidas por el atropello, el veto o el fraude con el propósito de impedir, en un principio, a Haya de la Torre llegar a Palacio de gobierno.
El APRA ha sido llevado ante la Corte Internacional de La Haya, en la persona de su Jefe y Fundador, Víctor Raúl Haya de la Torre, acusado de “crímenes comunes”, para ser absuelto luego de una rigurosa e imparcial investigación, por cuanto “el Gobierno del Perú no ha podido demostrar que los delitos de que acusaban a Haya de la Torre sean delitos comunes”, según el fallo de la Corte Mundial del 20 de noviembre de 1950, ratificado el 27 de noviembre del mismo año y el 13 de junio de 1951.
El pueblo aprista espera que la historia no se repita. Que no se cometa abuso de Derecho, que no se incurra en delitos contra el honor  e  injusticia en el proceso de investigación que se le sigue a García Pérez. Y esto lo decimos porque se observa la existencia de una campaña orquestada para resquebrajar la organización del Partido Aprista Peruano, desprestigiar a sus dirigentes, desconocer el éxito del segundo gobierno (2006-2011) de Alan e inhabilitarlo políticamente para las elecciones del 2013.
Los perseguidores políticos saben que Alan García  tiene suficiente experiencia de gobierno, calidades profesionales, es inigualable orador y polemista inteligente,  buen intérprete del sentir y de las necesidades del pueblo, se ha preparado para ser un líder de proyecciones futuras y podría ganar – si se propone- una tercera  o más elecciones nacionales, teniendo como único garante el voto libre y consciente del pueblo.

miércoles, 1 de mayo de 2013

NO MÁS PORNOGRAFÍA MEDIÁTICA EN EL PERÚ

NO MÁS PORNOGRAFÍA MEDIÁTICA EN EL PERÚ
Escribe: Eudoro Terrones Negrete

CONCEPTUALIZACIÓN
Pornografía es un término ambiguo y difícil de delimitar. Comprende fotografías, textos, historietas, videos, películas, que muestran actividades sexuales fuertemente contraculturales, muy difundidos por los medios sensacionalistas debido a su jugosa rentabilidad empresarial.
El término pornografía procede del griego pornographos  (porne, "prostituta" y grafein, “escribir” o "descripción". El DRAE lo define así: "el carácter obsceno de las obras literarias o artísticas", "escritos, fotografías, etc., con la intención de despertar el deseo sexual". A su vez, Niceto Blázquez precisa que la pornografía es la representación de personas, actos, cosas y símbolos con los que se pretende provocar la pulsión sexual para su satisfacción.
La Corte Suprema de Estados Unidos señala que la "obscenidad" está determinada por las "representaciones o descripciones obviamente ofensivas de los actos sexuales..." o "la exhibición lasciva de los órganos sexuales" en particular. En cambio, el diccionario Webster califica la obscenidad de ser ofensivo al buen gusto (por ejemplo: lascivia e indecencia), homologando pornografía y obscenidad. "Obsceno" es lo desagradable a los sentidos y aborrecible para la moral y la virtud, incitante o pensado para suscitar lujuria, depravación e indecencia".

DESCRIPCIÓN DE LA PROBLEMÁTICA

«¿Por qué únicamente la mentira y el error, la degradación y la pornografía han de tener derecho a ser propuestas y, por desgracia, incluso impuestas con frecuencia por una propaganda destructiva difundida mediante los medios de comunicación social, por la tolerancia legal, por el miedo de los buenos y la audacia de los malos?» se preguntaba el Papa Pablo VI, en Exhortación post-sinodal Evangelii nuntiandi.

No le faltó razón al líder de la revolución rusa, Vladimir Ilich Lenin, cuando decía "si deseas destruir una nación, destruye su moral y esta caerá en tu regazo como una manzana madura".
En el II Simposio Nacional Multidisciplinario de Sexualidad Humana, realizado en Argentina, se llegó a la conclusión que la actual pornografía desvirtúa la sexualidad humana, expresándola en formas violentas, ya sea explícitas o implícitas, y siempre en una relación de poder y servidumbre de la mujer hacia el hombre o, en ocasiones, inversamente.
En las legislaciones del mundo se prohíbe y sanciona la difusión o publicación de materiales, imágenes y videos pornográficos, argumentando que la pornografía puede convertirse en un vicio adictivo pernicioso para el individuo, degrada a la mujer, se utiliza con fines comerciales, explota la libido y erotiza el cerebro.
Asimismo la pornografía induce a personas sin criterio formado a objetivar al sexo opuesto,  desvirtúa el acto sexual como la máxima manifestación del amor, explota fantasías libidinosas transgrediendo valores éticos, es ofensivo para las buenas costumbres, origina comportamientos inmorales en la sociedad y atenta contra la dignidad de las personas al explotar el sadismo, el sadomasoquismo, la zoofilia y la necrofilia u obsesión sexual con cadáveres.
La pornografía convierte a las mujeres y a los niños en víctimas de la lascivia, destruye los matrimonios,  viola el derecho a la intimidad del cuerpo humano y lo trivializa al convertirlo en objeto de un negocio, deteriora la seguridad pública al incitar a la violación sexual, al incesto y a los asesinatos.
AUTOPORNOGRAFÍA EN INTERNET
Con las TICs son los propios menores de edad quienes se fotografían o graban con teléfonos móviles, cámaras digitales o webcams, lo cuelgan en Youtube o en Facebook y lo distribuyen masivamente, llegando incluso a venderse en colegios, institutos y universidades.
Actualmente existe más de 5 millones de portales web que comercializan, promueven e intercambian pornografía infantil. El 40% de estas páginas son gratuitas y de fácil acceso, en ellas se utilizan a indefensos niños, niñas y adolescentes con fines mercantiles, se les roba toda ilusión y esperanza o se les viola.
Felizmente algo se está haciendo al respecto, aunque no es suficiente. La Red Peruana contra la Pornografía Infantil viene realizando permanentemente la campaña “Internet libre de Pornografía Infantil” con el fin de enfrentar este problema en Internet, sensibilizar al usuario (niños, jóvenes y adultos), prevenir el delito y luchar contra las redes de pedófilos y pederastas.
GÉNEROS PORNOGRÁFICOS
Al respecto, los expertos identifican tres tipos de géneros pornográficos: Softcore, aquí las escenas de sexo no se muestran explícitamente, no incluye primeros planos de genitales masculinos o femeninos y no muestra en detalle penetraciones y relaciones. Mediumcore o pornografía convencional, consiste en enseñar la totalidad del cuerpo en posturas más o menos provocativas, como en la revistas Playboy o Penthouse. Y el tercer género se denomina Hardcore, en  el que se muestra explícitamente el acto sexual, ya sea vaginal, anal u oral, con aparatos o cualquier otro tipo de utensilios. Este tipo de pornografía se subdivide según la orientación sexual: heterosexual, homosexual (masculino o femenino), bisexual, transexual (hombres transformados en mujeres por medio del consumo de hormonas y uso de vestimenta) y zoofilia (actos sexuales con animales).
CÓDIGOS DE ÉTICA Y SALUD MORAL
En el Perú y en diversos países del mundo hay códigos de ética que prohíben a los medios y periodistas la defensa, promoción y difusión de material pornográfico u obsceno. Cabe mencionar los siguientes:
“No utiliza en su labor el sensacionalismo, la obscenidad ni el chantaje. Menos aún emplea criterios de discriminación racial, ideológicas o de sexo ni induce a la confusión o desnaturaliza las opiniones, tergiversándolas o extrayéndolas maliciosamente de su contexto.” (Carta de ética profesional de la Asociación Nacional de Periodistas del Perú)
“El periodista debe abstenerse de estimular los vicios, el crimen y todas las manifestaciones morbosas de la sociedad.” (Código de ética de la Federación de Periodistas del Perú)
“El periodista bausatino está prohibido de: a) practicar el periodismo sensacionalista a través de la explotación de las sensaciones visuales, las crónicas rojas, la pornografía o las imágenes impropias, por el solo fin de incrementar sus ganancias o de mantener el rating de un programa; b) generar y fomentar la curiosidad malsana en el público.” (Código de ética del Periodista Bausatino -Escuela Profesional de Periodismo de la Universidad Jaime Bausate y Meza)
“El periodista contribuirá a salvaguardar la salud mental y la moral colectiva, desechando la pornografía, la vulgaridad, la violencia y otros actos sensacionalistas y degradantes en los medios de comunicación social.” (Código de ética del Colegio de Periodistas de la República Dominicana)
”Los periodistas no pueden: a. Escribir o publicar inmoralidad ni obscenidad.” ( Código de Prensa de Jamaica)
”Los siguientes puntos han de ser evitados en cualquier forma de publicación: a. Inmoralidad, obscenidad.” (Código de ética de Prensa en Pakistán)
“La función pública de la prensa evita cualquier referencia a la vida privada de un individuo. Es incompatible con la función de la prensa buscar satisfacer la curiosidad pública, en lugar de servir los intereses del público·” (Código ético de la prensa austriaca)
”Todo periodista deberá evitar en sus publicaciones la inmoralidad, la obscenidad y la pornografía siendo más estricto en aquellas publicaciones que vayan dirigidas a niños y jóvenes.” (Código de ética profesional del periodista español)
PROPUESTA
Para combatir y erradicar progresivamente la pornografía se propone la autorregulación de los medios, con fiel respeto a las libertades individuales y los derechos humanos.
Pero también es necesaria la aplicación de los códigos de ética periodística, el Código Penal, la Ley de Radio y Televisión Nº 28278, todas las normas legales que amparan y protegen la salud moral de la niñez, la adolescencia y la juventud.
Ya es tiempo que los representantes de los gremios periodísticos, medios de comunicación, Defensoría del Pueblo, políticos, ministros,  magistrados, presidentes de gobiernos regionales, alcaldes y autoridades educativas tomen mayor conciencia moral y profesional, asuman su responsabilidad social con vocación de servicio a la educación y cultura del pueblo, pero también con voluntad resolutiva de los problemas del país.
Debería emprenderse permanentes campañas nacionales contra la pornografía en los diversos géneros, para preservar la dignidad y salud moral de nuestros niños y estudiantes.
Los medios de comunicación no deberían permitir la libre circulación y difusión de material pornográfico u obsceno en horas no permitidas para la niñez y adolescencia.
Defender a la niñez y a los adolescentes, de quienes hacen mal uso y abuso del poder mediático, es defender el futuro del Perú.

COMPRA DE REPSOL POR EL ESTADO NO SERÍA RENTABLE

COMPRA DE REPSOL POR EL ESTADO NO SERÍA RENTABLE
Escribe: Eudoro Terrones Negrete
La virtual compra por el Estado de los activos de la empresa transnacional española Repsol, que comprende la obsoleta y deficitaria Refinería de La Pampilla (cuyas ganancias cayeron 65 % en el 2012), su cadena de 332 grifos y la planta Solgas, con el supuesto fin de “Potenciar” Petroperú, a costa de los impuestos que pagan todos los peruanos, podría generar inflación y desconfianza en los inversores extranjeros y  polarizaría las fuerzas políticas, mientras los problemas más importantes y urgentes como son la salud,  la educación, los servicios de agua y desagüe, el empleo, la seguridad ciudadana y la conservación ambiental, siguen sin solución.
La descabellada medida económica que se viene cocinando para comprar los activos de Repsol asciende a la friolera suma de más de cinco mil millones de nuevo soles.
Expertos en economía, consultores, ex ministros de economía, ex presidentes de la República  y congresistas de la oposición indicaron que si la adquisición no es rentable financieramente para empresas privadas menos lo será para el Estado.
La política de subsidios y el populismo que realizan algunos Estados democráticos, en servicios básicos que prestan a la población, no es buena consejera ni buen referente económico, aunque sí políticamente para gobiernos demagógicos, irresponsables y dictatoriales.
El ex presidente Alan García Pérez cuestionó la posible compra de la refinería La Pampilla por el Ejecutivo, calificando que las políticas estatistas son una “vuelta al primitivismo”, tal como ocurre en Venezuela y Argentina: “Insistir en el estatismo es exponerse. Es obvio que si lo hacemos, nadie trae un centavo, y, además, se van los centavos. Eso ya lo hemos vivido, cómo repetirlo en este siglo, no lo entiendo. Estamos volviendo a la primitividad”.
Por su parte, el ex ministro de Economía Pedro Pablo Kucynski calificó de “ideas completamente transnochadas” y de “desperdicio de dinero” que responde a un modelo fracasado de los años 70 durante la dictadura de Juan Velasco Alvarado.
Las protestas ciudadanas ya empezaron en uno y otro lugar del país y medio de comunicación, contra la eventual adquisición de Repsol por el Estado, tras el impacto negativo que causaría en los inversores privados y en la opinión pública.
El gobierno de Ollanta Humala debe saber que para comprar los activos de Repsol necesita de la autorización del Congreso de la República.
Interpretando el sentir de amplios sectores de la población, en defensa de su bolsillo y de los impuestos que pagan al Estado,  es de esperar que en esta oportunidad funcione el cerebro de la mayoría de los congresistas de los partidos políticos para fijar una clara y firme posición crítica,  de manera responsable, pensando en el futuro del Perú.
Y no asuman posiciones irreflexivas, convenidas, de blindaje, como ha ocurrido en anteriores oportunidades, dando muestras de estar divorciado de los intereses de las mayorías populares.