domingo, 8 de marzo de 2015

Teorías sobre la educación: TEORÍA DE LA PEDAGOGÍA DE LA PERSONALIDAD


Teorías sobre la educación:

TEORÍA DE LA PEDAGOGÍA DE LA PERSONALIDAD

Escribe: Eudoro Terrones Negrete

Este movimiento pedagógico nacido en el segundo decenio del siglo XX, bajo la inspiración del alemán Rodolfo Eucken, constituye, junto con la Pedagogía del arte, la Pedagogía de los valores y la Pedagogía de las vivencias, una de las direcciones modernas de la renovación pedagógica a la que asistimos. Eucken desarrolló sus ideas pedagógicas en sus obras «la lucha por un contenido espiritual de la vida» (1905) y el «Hombre y el Mundo» (1918).

Sus discípulos y continuadores son Max Scheler, Hugo Gaudig y Gerardo Budde.

Los caracteres de la Pedagogía de la Personalidad son los siguientes:
  • Filosófico: Porque la filosofía es meditación sobre problemas insolubles y la educación es un problema eterno.
  • Totalizante: Por tres razones: a) Estudia al niño en sus aspectos físico, moral, intelectual, estético y volitivo: b) Porque toma en cuenta la personalidad del maestro y del niño; c) Porque reconoce la alta capacidad educativa de instituciones extraescolares como la familia, la sociedad, la Iglesia, el Estado, etc.
  • Nacionalista: Porque la educación obra en su época y para un conglomerado de hombres agrupados solidariamente.
  • Dualista: Porque resuelve la antinomia individuo y comunidad; efectivamente el concepto «persona» es sobre todo  individual, social.
  • Antipolítico: Porque condena la intervención de la política partidaria en las instituciones educativas, que perturba la visión de las cosas y daña al educando.
  • Activista: Propugna una actividad individual frente a una actividad material y sostiene, como todas las corrientes pedagógicas modernas, que la no participación del niño resta validez a la enseñanza.

Para esta teoría la educación es la formación de la personalidad, pero la personalidad entendida como formación de un ideal de vida, como la lucha por un valor más alto, como el hombre que se domina a sí mismo, que se determina por sí mismo en todos los terrenos de la vida.

Los principios siguientes encierran las ideas fundamentales sobre esta pedagogía que significa renovación en la institución educativa:
  • Estar al servicio de la personalidad.
  • Intentar desde el primer día de clase la formación autónoma del educando.
  • Dar al educando mentalidad formativa, post-formativa y creadora.
  • Señalar al educando los puntos de orientación, de arranque, de impulso inicial, dotándole de fuerzas capaces de renovarse siempre y enseñándole a vencer las resistencias.
  • No instituir la vida,  sino brotar la vida.