sábado, 11 de abril de 2015

APRA APOYARÁ AL GOBIERNO PARA QUE CULMINE SATISFACTORIAMENTE SU ADMINISTRACIÓN


APRA APOYARÁ AL GOBIERNO PARA QUE CULMINE SATISFACTORIAMENTE SU ADMINISTRACIÓN

Escribe: Eudoro Terrones Negrete

Con el fin de intercambiar puntos de vista y propuestas para enrumbar al Perú por el camino del desarrollo y progreso sostenido, a la vez obtener el voto de confianza en el Congreso de la República, el flamante primer ministro Pedro Cateriano se reunió con el máximo dirigente del Partido Aprista Peruano, Alan García Pérez, el viernes 10 de abril de 2015, en la ciudad de Lima.

Acompañaron al líder de la estrella, Mauricio Mulder, Javier Velásquez Quesquén, Ismael Benavides y  Enrique Cornejo. El presidente del Consejo de Ministros asistió con los ministros de Economía, Alonso Segura; de la Producción, Piero Ghezzi; y de Transportes y Comunicaciones, José Gallardo Ku.

La reunión causó gran expectativa en la población, en la clase política y el empresariado nacional, dado a la calidad profesional de ambos líderes, el dos veces presidente de la República Alan García y a la vieja rivalidad que existe entre los mismos.

Al final de la cita política cumbre,  Alan García Pérez expresó: “Hemos sostenido una cordial entrevista para plantear nuestras propuestas sobre inversión y seguridad. Estoy seguro que nuestro país quiere la unión de todos los sectores políticos…El señor primer ministro puede contar con nuestro respaldo democrático”.

El país espera que los buenos propósitos del diálogo democrático se concreten en resultados positivos, en soluciones a los grandes problemas nacionales, y no sea uno más como la de los tantos diálogos ocurridos anteriormente  y que sólo sirvió para la foto y las cámaras. El país espera que se institucionalice el diálogo como forma de gobierno.

Ante el clamor ciudadano, deponiendo cualquier interés personal o partidario y dando muestras de ser un verdadero Estadista que piensa en el futuro del país, el líder aprista enfatizó: “Lo que nos interesa es que el Perú avance sólidamente y estamos seguros, porque así lo hemos escuchado, que hay buenos propósitos democráticos y hay objetivos de acción económica y política que deseamos se cumplan”.


Ya era tiempo que se llegara a un buen entendimiento entre los actores políticos del Perú. La población demanda insistentemente más inversión social, más trabajo y empleo digno, más seguridad ciudadana, más salud para todos, más educación de calidad en todos los niveles y modalidades, más transparencia en el uso de los recursos del Estado, más ayuda social con cero aprovechamiento político, más obras y menos palabras, más bienestar y justicia para la familia peruana.