martes, 14 de abril de 2015

PERTINENCIA PERSONAL Y PERTINENCIA SOCIAL COMO REQUISITOS PARA LA CALIDAD EDUCATIVA


PERTINENCIA PERSONAL Y PERTINENCIA SOCIAL COMO REQUISITOS PARA LA CALIDAD EDUCATIVA

Escribe: Eudoro Terrones Negrete


La marcada pertinencia en el resultado de las acciones es un requisito para la calidad en la educación superior no universitaria y universitaria.

Pertinencia y calidad son las dos caras de una misma moneda y que se constituyen en un objetivo, un fin y un desafío para la formación profesional universitaria.

Pertinencia y calidad devienen en la sociedad del conocimiento en exigencias ineludibles e irreemplazables de la educación superior. “La calidad es un concepto inseparable de la equidad y la pertenencia” y que tiene que ver con la responsabilidad social, laboral, cultural, ecológica y ética y no sólo académica y profesional, que cumple la educación universitaria en una sociedad orientada a alcanzar el desarrollo social sostenible y con inclusión social.

La educación universitaria en el Perú para ser de calidad debe ser pertinente, a fin de formar  especialistas, profesionales, técnicos, investigadores, científicos y tecnólogos capaces de resolver los problemas de los sectores sociales de un determinado país.

Y para ser pertinente las universidades peruanas requieren diseñar los perfiles profesionales de las diferentes carreras teniendo una visión global de los posibles escenarios futuros en los que laborarán los futuros profesionales.

Y para el diseño de estos perfiles se requiere de una acción prospectiva que parta del conocimiento y análisis del pasado y del presente.

Según la UNESCO (1998), el concepto de pertinencia aplicado a la educación superior atiende a lo siguiente: “La pertinencia en educación superior se considera principalmente en función de su contenido y su puesto en la sociedad, de sus funciones con respecto a la enseñanza, la investigación y los servicios conexos, y de sus nexos con el mundo del trabajo en sentido amplio, con el estado y la financiación pública y sus interacciones con otros niveles y formas de la educación”.

La UNESCO considera que la educación superior debe poner “todos sus recursos y su espíritu de independencia al servicio de lo que es pertinente para la persona y la sociedad en general”.

Y ser pertinente en términos de educación superior es estar en permanente contacto con el mundo del trabajo, con la cultura y las culturas, siempre con todos de manera equitativa y oportuna para todos y en todas partes, con los estudiantes, profesores, administrativos y las autoridades del gobierno local, regional y nacional en procura del desarrollo personal y social de los futuros profesionales, técnicos, investigadores y especialistas.