domingo, 24 de abril de 2016

CARACTERIZACIÓN DE LA ACREDITACIÓN DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR

CARACTERIZACIÓN DE LA ACREDITACIÓN DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR

Escribe: Eudoro Terrones Negrete

El proceso de acreditación reviste las características siguientes:

Medio: la acreditación es un medio para el logro de la calidad educativa o de la máxima calidad, la excelencia. La acreditación no es un fin.

Periódica o temporal: la acreditación se efectúa y se renueva periódicamente cada 2,5,6,7, 8 o 10 años, en concordancia con las leyes en vigencia de cada país.

Voluntaria: cada institución educativa solicita ser acreditada.

Autónoma: la acreditación se rige por sus propias normas jurídicas y normas éticas vigentes en cada país y se efectúa a través de organismos independientes de las instituciones educativas e independientes del gobierno.

Evaluativa: se realiza la autoevaluación y las evaluaciones internas y externas de la institución, de los programas o carreras y de los profesionales.

Cambio y mejora: la acreditación propende a superar errores, deficiencias, limitaciones y debilidades en la organización, gestión y prestación de los servicios educativos, con el fin de garantizar un servicio de calidad. La acreditación no se efectúa necesariamente para clausurar o sancionar instituciones educativas.

Difusión universal: los informes o resultados finales de la acreditación son difundidos a través de los medios de comunicación para conocimiento de la opinión pública, confines de promoción de la calidad. Aun cuando también según el uso de los resultados pueden ser calificados de evaluación confidencial.

Irreversibilidad: la acreditación es un proceso irreversible hacia la calidad y la excelencia (máximo de calidad) en la formación profesional integral de los estudiantes y en las diferentes ramas del saber humano.

Participativa: en el proceso de acreditación participan todas las personas e instituciones involucradas en los ámbitos local, nacional, regional e internacional.

Procesal: la acreditación es un proceso de certificación de la mínima o de la máxima calidad de una institución o programa educativo, el mismo que incluye supervisión, control, evaluación y autoevaluación. En este sentido la acreditación como proceso para mejorar la calidad de la educación implica un conjunto de acciones interrelacionadas para el logro de los objetivos, fines y metas trazadas.

Para que una acreditación y una certificación sean confiables y valederas a través del tiempo, deberán reunir también una serie de características que enumeramos a continuación:
·         Ser parcial o total, actual o dinámica,
·         Ser técnico-profesional, y no político,
·         Ser reconfirmada o perenne,
·         Ser confiable,
·         Ser creativa,
·         Ser confidencial,
·         Ser obligatoria para todas las universidades públicas y privadas,
·         Efectuar una gestión de calidad,
·         Estar relacionada con el medio en que actúa,
·         Estar adecuada a las necesidades y cambios de la época,
·         Estar dirigida a los usuarios y actores del servicio educativo,
·  Los resultados deberán permanecer en el tiempo y ser evaluados estadísticamente a través de auditorias académicas y administrativas y ser seguidos de procedimientos de subsanación o en caso extremo de extinción de los programas o de las universidades que no puedan alcanzar los estándares mínimos de calidad en tiempos razonables,
·         Las instituciones acreditadoras deberán ser independientes del Estado y de las propias universidades