miércoles, 20 de abril de 2016

Libro EL APRISMO SEGÚN HAYA DE LA TORRE



                                 EUDORO TERRONES NEGRETE              

                  EL APRISMO                                                     según                                           HAYA DE LA TORRE


LIMA-2016



Esta obra está dedicada a todos los militantes, simpatizantes, dirigentes y amigos del Partido Aprista Peruano comprometidos a seguir la línea filosófica, ideológica y doctrinaria del Aprismo, en su nueva etapa de reestructuración, renovación y movilización nacional y continental,  para cumplir su destino y misión histórica en la nueva sociedad del conocimiento.

Lima, 17 de abril de 2016.

E.T.N.

INTRODUCCION

La obra antológica El Aprismo según Víctor Raúl Haya de la Torre, resume  la concepción  filosófica, ideológica y doctrinaria del Aprismo, en su condición de fundador, maestro, guía y jefe de este histórico y gran movimiento político peruano e indoamericano.

El trabajo  ha sido elaborado fundamentalmente sobre la base de las Obras Completas (7 Tomos) de Haya de la Torre, obras cuyo derrotero ideológico mantienen plena vigencia y continuidad histórica, liberada de toda influencia, dependencia o sumisión a dictados y moldes clásicos de interpretación histórica extranjera.

El propósito de esta obra es contribuir a la difusión y comprensión de la ideología aprista;  promover el debate ideológico-doctrinario y la confrontación con posiciones políticas adversas. Este hecho permitirá  volver a las propias fuentes de análisis del Aprismo, a efecto de lograr una mayor toma de conciencia nacional y afirmación principista, de lealtad revolucionaria a los principios básicos y lineamientos programáticos de este gran movimiento popular, peruano e indoamericano.

La selección de textos mantiene un orden y una secuencia lógica, una estructura coherente, de manera que permita una visión de conjunto y explicite las esenciales características del aprismo en cuanto a su organización y filosofía política, social, económica, educativa, cultural y ética.

Desde una perspectiva histórica y orientación indoamericana, el aprismo deviene, desde su origen, en un movimiento de negación dialéctico-conceptual de aquellas corrientes políticas generalmente autoritarias, importadores de ideologías e instrumentos de dominación nacional e internacional. En este sentido, el aprismo está contra todo intento de introducción de ideas, de métodos y de programas políticos copiados de otras latitudes

La filosófica del aprismo, con el correr del tiempo, reviste un carácter procesal, inagotable y fecundo en sus raíces germinales, precisamente por ser un proyecto histórico-social con amplias posibilidades de poder y claro designio de gobierno en aras del desarrollo y la transformación de los pueblos del Perú.

El aprismo, en cuanto partido político, con filosofía, doctrina e ideología propia, se origina, nutre y retroalimenta en la investigación científica de la fenoménica social e histórica, en las recónditas fibras del sentimiento y la conciencia popular, en la lucha disciplinada y fraternal, en el descubrimiento y la fiel interpretación de la realidad integral de los pueblos, bajo el común objetivo de batalla contra el imperialismo globalizante de los tiempos actuales.

El aprismo es la alternativa política, económica, social, educativa y cultural para solucionar de manera progresiva e integral los problemas del Perú; es el gran Frente Único de Clases que hace posible conseguir la paz laboral, el orden, la seguridad ciudadana y la tranquilidad de la inmensa mayoría, tras liquidar progresivamente los privilegios, la corrupción e inmoralidad en las esferas del Estado; amparar y defender los derechos fundamentales de la persona; liquidar el poder hegemónico de grupos dominantes; forjar ciudadanía con igualdad de deberes y derechos y fomentar el liderazgo político, social y científico con equidad, libertad y espíritu de justicia.

El aprismo representa una tesis política, una ideología y una doctrina completa, realista y original para el Perú y América Latina, en el que caben todas las ideas, los pensamientos, las iniciativas, las colaboraciones para conformar y desarrollar un plan constructivo,  realista, renovador y con visión de futuro.

Las expresiones de Haya de la Torre nos liberan de mayores comentarios: “El aprismo, como doctrina política, supone fundamentalmente estos principios: defensa de la riqueza nacional, porque la riqueza de un pueblo es el respaldo de su soberanía; defensa que supone desarrollo y progreso nacional de esa riqueza, como base de la felicidad y bienestar del pueblo que debe conservarla e impulsarla para beneficio de su mejoramiento material y cultural. En segundo término: sobre la base de este concepto económico de la seguridad y desarrollo nacionales, la organización del Estado, teniendo en cuenta al ciudadano como participante manual e intelectual en la producción de la riqueza, base de la economía, principio que responde al concepto de la Democracia Funcional. En estos dos grandes enunciados se basa todo el programa de acción política del Aprismo”[1]

Sólo con la fundación de la Alianza Popular Revolucionaria Americana fue posible recusar tal colonialismo. Se afrontó, consiguientemente, la histórica tarea de «pensar por nosotros mismos y para nosotros mismos”. “Por esto es que nosotros nos cuidamos tanto de que al intentar, un movimiento de reforma social y económica en el Perú, nuestro movimiento fuera original. Que no debiera imitar a nadie, ni que fuera un nuevo colonialismo de izquierda o de seudoizquierda”, explica Haya de la Torre en sus Obras completas (Tomo 7).

Para el Aprismo, su mejor oro es la voluntad, la fe insobornable, el optimismo, la mística, el sacrificio permanente de sus integrantes, militantes y dirigentes, amigos o simpatizantes, que le permite llegar a la conciencia del pueblo y con el pueblo realizar las grandes y estructurales transformaciones que el Perú e Indoamérica demandan para la solución de sus problemas presentes y futuros.

Lima, 17 de abril de 2016

Eudoro Terrones Negrete



[1] Haya de la Torre, Víctor Raúl. Obras completas, Tomo 5, pág. 323.