miércoles, 20 de abril de 2016

Libro: EL APRISMO SEGÚN HAYA DE LA TORRE

I

EL APRISMO ES UN PARTIDO ANTIMPERIALISTA

El Apra, como Partido de Frente Único Nacional Indoamericano, se distingue de todos los demás partidos de izquierda existentes en nuestras veinte repúblicas en cuanto a su finalidad y en cuanto a su organización. Recordemos que ningún partido, sin exceptuar a comunistas y socialistas, se ha constituido en Indoamérica, hasta ahora, llevando como objetivo primordial la lucha antimperialista. Los más avanzados y modernos han concebido a la acción contra el imperialismo un limitado aspecto, casi siempre teórico y adjetivo de su programa doctrinario. En cuanto a su organización, todos los partidos de izquierda indoamericana, o circunscriben su radio de acción a las fronteras del país en el que han sido constituidos, o lo amplían hasta hacerlo confinar con los límites del planeta. (1)

El Partido trata de formar conciencia antimperialista en las clases trabajadoras. Conciencia de que son ellas las que producen el imperialismo y que  son sólo ellas las que pueden imponerle condiciones y constituir una fuerza de liberación, sin esperar que los proletarios de Europa y los Estados Unidos destruyan el sistema capitalista origen del imperialismo. (2)

Nuestro Partido Antimperialista es una «Alianza Popular», Alianza de todas las fuerzas populares nacionales  afectadas por el imperialismo... Nuestra misión histórica como Partido es la de alejar el peligro imperialista de nuestros países. Los cinco puntos de nuestro Programa Máximo fijan bien claramente los grandes medios para la realización de este fin. (3)

La causa anti-imperialista del APRA no supone una lucha nacionalista contra el pueblo norteamericano, sino contra el sistema económico, político y social bajo el que está sojuzgado y en cuyo nombre se cometen las más flagrantes violaciones del derecho de los pueblos débiles. (4)

El APRA quiere cumplir la tarea histórica de defenderse contra esa política de «franca agresión económica» porque sabe que «trae consigo una dictadura política». (5)

La Ideología Aprista encarna todas las aspiraciones de los antimperialistas de América Latina. Defensa de la amenaza exterior; acusación y castigo del enemigo interior. Nosotros no hacemos ni podemos desarrollar una acción unilateral. Contra el enemigo de fuera y contra el enemigo de dentro es nuestra consigna. (6)

La actitud del Aprismo es anti-imperialista, contra cualquier imperialismo, americano, europeo o asiático, pero no es xenófobo, ni jingoísta, ni adverso a la formación de un vigoroso y bien equilibrado sistema de relaciones económicas y culturales entre el Perú, los países de Indoamérica y los Estados Unidos y otras naciones poderosas del orbe. (7)

Y un Partido Antimperialista Indoamericano, con sentido de nuestra realidad social, debe ser un Partido Nacional de Frente Unico, que agrupe todas las clases sociales amenazadas por el imperialismo. Debe ser, también, un Partido con Programa y tácticas propias, realistas y eficientes y con comando nacional.(8)

La tarea histórica de un Partido Antimperialista consiste, en primer término, en afirmar la soberanía nacional librándose de los opresores de la nación y capturando el Poder, para cumplir su propósito libertador. ¡Difícil y larga tarea en la que la ayuda de las clases medias, beneficiadas por este movimiento libertador, se hace necesaria. (9)

En varias oportunidades he aludido a la semejanza del movimiento antimperialista chino con el movimiento antimperialista nuestro. En un discurso pronunciado durante la cena conmemorativa de la revolución china en Londres, el 11 de octubre de 1926, hice hincapié en que «el único Frente Antimperialista semejante en su origen al chino, es el indoamericano, y el único Partido Antimperialista del tipo que tuvo el Kuo-Min-Tang al fundarse, es el Apra». Insisto en el paralelo, a pesar de necesarias distinciones específicas, recordando que la traducción literal de las tres palabras que denominan el poderoso organismo político chino significan en nuestra lengua Partido Popular Nacional. Los vocablos «popular» y «nacional», que expresan claramente la tendencia de frente único del Kuo-Min-Tang, pertenecen a la denominación aprista también. (10)