miércoles, 18 de octubre de 2017

PRESIDENTE KUCZYNSKI Y LA COMISIÓN LAVA JATO

PRESIDENTE KUCZYNSKI Y LA COMISIÓN LAVA JATO

Escribe: Eudoro Terrones Negrete


La Comisión Lava Jato del Congreso de la República de Perú, en cumplimiento de su misión investigadora y fiscalizadora, insiste en interrogar al Jefe de Estado, Pedro Pablo Kuczynski (PPK),  sobre presunto dinero que habría recibido de las empresas vinculadas a él en los Estados Unidos.

Como es de conocimiento público, el presidente de la República decidió no recibir a la Comisión  Lava Jato y reafirmó  su posición de contestar por escrito las preguntas que le formulen en un cuadernillo.

Además dijo que no está obligado constitucionalmente a recibir en Palacio de gobierno a los miembros de la Comisión, toda vez que no tiene “absolutamente nada que ver con los cuestionamientos que se le hacen” y que no se prestará a “un circo”, expresión ésta usada a raíz de su mala experiencia que tuvo cuando recibió a una anterior Comisión de Fiscalización,  el 20 de febrero del presente año, en la que hubo “una recatafila de insultos espantosos”.

“Es un circo. La vez pasada acepté reunirme con una comisión sobre el caso del doctor Moreno, los invité a Palacio, fueron todos y fue una recatafila de insultos espantosos. No voy a someter a la presidencia a eso”,  subrayó el Jefe de Estado.

La decisión tomada por PPK se ampara en el artículo 117 de la Constitución política del Perú de 1993 y que a la letra dice: “El Presidente de la República sólo puede ser acusado, durante su período, por traición a la patria, por impedir las elecciones presidenciales, parlamentarias, regionales o municipales; por disolver el Congreso, salvo en los casos previstos en el artículo 134° de la Constitución, y por impedir su reunión o funcionamiento, o los del Jurado Nacional de Elecciones y otros organismos del sistema electoral”.

Lo preocupante para el país es que la decisión presidencial viene generando controversia y posiciones encontradas entre los congresistas de diversas bancadas y la ciudadanía ya especula sobre una posible crisis política y un enfrentamiento gratuito entre Poder Ejecutivo y Poder Legislativo.

PARTIDO APRISTA PERUANO. El congresista Mauricio Mulder, integrante de la Comisión Lava Jato, expresó que el presidente PPK debe responder una serie de interrogantes, “porque Odebrecht pagó dinero a empresas vinculadas al señor Kuczynski en los Estados Unidos y, además, el señor ha sido un activo promotor de una de las obras más corruptas de la historia del país, por la cual se le pagó al señor Alejandro Toledo 20 millones de dólares”.

PERUANOS POR EL KAMBIO (PPK). Por su parte, el congresista Alberto de Belaunde, de Peruanos por el Kambio (PPK), enfatizó que el Presidente tiene toda la voluntad de responder a la Comisión Lava Jato y “lo que se requiere son las respuestas del Presidente, y el Presidente se ha ofrecido a darlas sin permitir el maltrato a la investidura presidencial”.

FUERZA POPULAR. El congresista Héctor Becerril, del mayoritario partido político Fuerza Popular, afirmó que el presidente Pedro Pablo Kuczynski deberá “ser acusado constitucionalmente por no acatar la Constitución”.

Nos parece que el congresista Becerril está equivocado, cuando manifiesta que el Presidente PPK deberá “ser acusado constitucionalmente por no acatar la Constitución”.  Y no puede haber desacato a la Constitución cuando el Presidente hace público su voluntad de someterse a la investigación por parte de la Comisión Lava Jato, pero no presencialmente, sino respondiendo por escrito todas las preguntas que se le formule la Comisión.

Cabe recordar que el actual Presidente de la República fue presidente del Consejo de Ministros y ministro de Economía y Finanzas en el gobierno de Alejandro Toledo Manrique (2001-2006). Como se sabe Alejandro Toledo fue acusado de recibir una coima de 20 millones de dólares de la empresa brasileña Odebrecht para que se adjudiquen a esta empresa dos tramos de la carretera Interoceánica: también PPK fue titular del Consejo Directivo de Proinversión.

LA COMISIÓN LAVA JATO Y SUS 8 PUNTOS PARA INTERROGAR A PPK

La Comisión Lava Jato quiere interrogar al Jefe de Estado de Perú sobre ocho puntos clave para llevar adelante el proceso de investigación de supuestas irregularidades:
1. Participación en el proceso de concesión de los tramos 2,3 y 4 del proyecto Corredor Vial Interoceánico Perú-Brasil-IIRSA Sur, así como en la suscripción de contratos y su ejecución durante el gobierno de Alejandro Toledo Manrique.

2. Participación en el proyecto Mejoras a la Seguridad Energética de Perú y el desarrollo del Gasoducto Sur Peruano.

3. Participación y sustento técnico del Decreto Supremo N° 022-2005-EF, mediante el cual se excluyó del Sistema Nacional de Inversión Pública al proyecto del Corredor Vial Interoceánico Perú-Brasil-IIRSA Sur.

4. Promulgación de la ley que declara de necesidad pública e interés nacional a diversos proyectos de inversión, Ley N° 28670.

5. Respuesta a las observaciones detectadas por la Contraloría General de la República, Informe N° 038-2007-CG/OEA, sobre concurso de proyectos integrales y la entrega en concesión del proyecto Eje Multimodal del Amazonas Norte del Plan de Acción para la Integración de Infraestructura Regional Sudamericana-IIRSA.

6. Alcances de la aplicación del Decreto de Urgencia N° 003-2017 y particularmente en las emp0resas brasileñas que están siendo investigadas por la Comisión Lava Jato.

7. Venta de las concesiones correspondientes a la Central Hidroeléctrica de Chaglla, del Proyecto Especial Chavimochic Etapa III y del Proyecto Olmos.

8.Relaciones contractuales como persona natural o jurídica, por asesoría, consultoría o cualquier modalidad con empresas brasileñas y/o sus consorciadas peruanas consideradas dentro del ámbito de investigación.

CONCLUSIÓN

Dentro del marco de una política de lucha integral contra la corrupción no debe haber pretexto, excusa e inmunidad alguna que prevalezca en un proceso de investigación sobre presuntos actos ilícitos, más aún si trata del dinero del Estado, que es el dinero de todos los peruanos.

En un Estado de derecho, en un régimen político democrático como el que vivimos en el Perú, todos los ciudadanos, funcionarios políticos, empresarios, industriales y gobernantes deben dar muestras de buena disposición y de colaboración con el Poder Judicial y con las comisiones investigadoras del Congreso de la República, con el fin de esclarecer dudas sobre posibles malos manejos de la cosa pública. No olvidemos que el Presidente PPK está como testigo y no como investigado.

Por lo expuesto, el mandatario de la Nación, Pedro Pablo Kuczynski,  debería colaborar ampliamente, sin condiciones, con la Comisión Lava Jato del Congreso de la República y dar sus declaraciones y testimonios con toda la verdad y nada más que la verdad, con el fin de preservar su imagen personal, profesional y presidencial, dar ejemplo de honestidad y transparencia a la ciudadanía y estar dispuesto a encabezar una cruzada victoriosa de lucha frontal contra la corrupción e inmoralidad en el país.

Mientras tanto, en los corrillos de la ciudad se escucha decir: “Quien no tiene rabo de paja, puede acercarse cuantas veces quiera a la candela y nada lo pasará”.