lunes, 17 de junio de 2019

¿QUÉ ES LA ÉTICA EN DOS PALABRAS?


¿QUÉ ES LA ÉTICA EN DOS PALABRAS?

Escribe: Eudoro Terrones Negrete

Aristóteles, el filósofo griego y gran maestro de la Ética, expresó con sobradas razones: “Es preciso tener una buena educación moral para ser capaces de asimilar una enseñanza acerca del bien, de lo justo y de la política. Quien la posee, tiene ya los principios o es capaz de recibirlos” (Ética a Nicómaco).
Todo ser humano, a lo largo de su existencia realiza actos morales -que están en la escala de los valores positivos-  y actos inmorales, que se ubican en la escala de los antivalores o valores negativos. Pero también asume actitudes amorales, es decir, demuestra incapacidad para valorar.
Paquita Valladares de Montoya[1], explica con claridad y precisión las dos condiciones que debe tener todo acto moral: “Tiene dos: “lo que se hace” y “por qué se hace”. No basta una de ellas para que el acto sea moralmente bueno. Es decir, no basta la intención para que la acción sea buena. En Ética, “el fin no justifica los medios”. Realizar una mala acción siempre será moralmente condenable, aunque la intención no haya sido causar daño. Y las personas son también responsables por los efectos o consecuencias de sus acciones, aunque ellas no estén estrictamente involucradas en esos actos”.
El ser humano es un ser teleológico, es decir, realiza a lo largo de su existencia múltiples fines: biológicos (reproductivo), sociales, económicos, educativos, culturales, políticos, religiosos, profesionales, metafísicos, etc.
Para ordenar y regular el comportamiento o las acciones (buenas o malas) de las personas se requiere de la Ética, ciencia que contiene las normas, reglas, teorías, métodos, códigos, principios y valores éticos para el mejor cumplimiento de sus fines en la vida: el bien común, el bienestar, la felicidad, el desarrollo y el progreso material, espiritual y moral.

DEFINICIONES DE ÉTICA     

El término Ética procede del vocablo griego Ethikos o Ethos y del latín Mos o More (en plural Moralis), que significan: lugar donde vivían o se criaban a los animales, residencia o morada, costumbre, hábito, temperamento, carácter, personalidad, modo o manera de ser de una persona. Morales fue la traducción del adjetivo griego “Ethikos”. Así decimos en sentido ético: “Hombre de buenas costumbres” u “Hombre de malas costumbres”.
El ethos, es el carácter, el temperamento, la personalidad, hábito o la manera de ser de las personas que se va adquiriendo, madurando, ejercitando y perfeccionando desde la infancia, como producto de los hábitos o de la repetición permanente de actos semejantes. El ethos revela que la “manera de ser” depende de una acción (hábito) y, por tanto, no es algo dado, sino algo creado, generado por la propia acción de las personas.
En la vida de los pueblos lo acostumbrado es considerado como lo bueno. En cambio, lo malo es lo no acostumbrado, lo no permitido, lo prohibido por las costumbres.
La costumbre es la práctica efectiva y repetida de una determinada conducta. La costumbre es un acto creador del derecho, toda vez que “por la costumbre, lo que es se convierte en lo que debe ser”.
Se dice que la ética es filosofía moral porque la ética es una rama de la filosofía que estudia a la moral y la conducta humanas.
En cambio se dice que la ética es filosofía práctica porque los valores o las costumbres que practica el ser humano son vividos y porque la Ética estudia el obrar del individuo, el obrar de la familia y el obrar de la sociedad.
El filósofo alemán Max Scheler denomina a la Ética “Axiología”, por cuanto estudia el valor en general. Toda norma expresa un deber ser del individuo, pero esto supone necesariamente la realización de un valor.
La ética es una ciencia normativa y prescriptiva que se ocupa de las normas de la conducta humana.
La ética es una disciplina de la filosofía que estudia, analiza, describe y explica: Las reglas de conducta moral del hombre, la conciencia moral, los valores morales, las obligaciones morales del hombre en la sociedad, el deber ser y el deber hacer del hombre, con referencia al bien de las personas y de sus semejantes.
La ética estudia el comportamiento de las personas y  proporciona las normas o reglas adecuadas para que puedan tomar decisiones éticas en determinados momentos de sus vidas y guiarlos por el camino del bien, de la perfección, de la justicia, del bienestar y de la felicidad.
La ética estudia la conducta moral del hombre, en sus relaciones personales, interpersonales, laborales o profesionales, en procura de un fin honesto, digno y justo para sí y para la sociedad.
La ética estudia al hombre en sus deberes y derechos personales, interpersonales y sociales, en los dilemas éticos que deberá afrontar, en los criterios y las decisiones que deberá tomar diariamente.
En una palabra, la ética estudia todo lo que la persona deberá hacer para el buen obrar y el buen vivir.

ALGUNAS DEFINICIONES CONCEPTUALES DE ÉTICA

1. “La ética es el arte de vivir bien y ser dichoso” (Pascal).
2. “La ética es el estudio de las razones filosóficas por las cuales las personas deben comportarse de tal o cual manera. Es algo teórico y examina por qué se debe actuar de tal o cual manera. Intenta contestar a la siguiente pregunta: ¿Por qué se debe hacer tal o cual cosa?” (Eduardo Schmidt, “Ética y Negocios para América Latina”).
4. “La ética es el arte de elegir lo que más nos conviene y vivir lo mejor posible” (Fernando Savater).
En cambio se dice que la Ética es Filosofía Práctica porque los valores o las costumbres que practica el ser humano son vividos y porque la Ética estudia el obrar del individuo, de la familia y la sociedad.
La ética estudia el comportamiento de las personas y  proporciona las normas adecuadas para afrontar problemas y dilemas éticos y tomar decisiones éticas en determinados momentos de sus vidas, guiarlos por el camino del bien, de la justicia, del bienestar y de la felicidad.
La ética estudia la conducta moral del hombre, la conciencia moral, los valores morales, las obligaciones morales del hombre en la sociedad, el deber ser y el deber hacer del hombre en sus relaciones personales, interpersonales, laborales, sociales o profesionales, en procura de un fin noble, digno y justo.
“La Ética es la ciencia filosófica teórica y práctica que investiga la moralidad de los actos humanos y estudia los valores, la vida y la conducta moral de la persona y de la comunidad humana, teniendo siempre como fin la honestidad” (Luka Brajnovic).
“La ética es el arte de vivir bien y ser dichoso” (Blas Pascal).
“La ética es el arte de elegir lo que más nos conviene y vivir lo mejor posible” (Fernando Savater).
“La ética es el estudio de las razones filosóficas por las cuales las personas deben comportarse de tal o cual manera. Es algo teórico y examina por qué se debe actuar de tal o cual manera. Intenta contestar a la siguiente pregunta: ¿Por qué se debe hacer tal o cual cosa?” (Eduardo Schmidt, “Ética y Negocios para América Latina”).
“La ética es la ciencia que establece los principios generales de la moralidad para las diferentes formas de la actividad humana. Es decir, determina los deberes y derechos personales, interpersonales y sociales del hombre” (Regis Jolivet, Vocabulario de filosofía).
“Ética es ciencia del bien, de la conducta moral y de los valores éticos” (Max Apel y Peter Ludz, Diccionario de filosofía).
“La filosofía moral es una investigación filosófica acerca de normas o valores, acerca de ideas de justo e injusto, de bien y de mal, de lo que se debe hacer y lo que no se debe hacer”- D.D. Raphael, Filosofía moral.
“La ética es una rama de la filosofía; es la filosofía moral o la manera filosófica de pensar en materia de moralidad, de los problemas morales y de los juicios morales” – W.R. Frankena, Ética.
“La ética es la disciplina filosófica que estudia la dimensión moral de la existencia humana, es decir, todo cuanto en nuestra vida está relacionado con el bien y con el mal” – L. Rodríguez Duplá, Ética.
3. “La ética es una disciplina de la filosofía y es una ciencia normativa y prescriptiva de la conducta moral de las personas, que enseña las reglas o pautas apropiadas que deberán seguir para hacer el bien y evitar el mal, para distinguir lo correcto de lo incorrecto, lo verdadero de lo falso, lo justo de lo injusto, lo honesto de lo deshonesto, etc.,  a fin de alcanzar la perfección, el bienestar y la felicidad” (Eudoro Terrones Negrete).

LOS DOS USOS DE LA PALABRA ÉTICA, COMO SUSTANTIVO Y COMO ADJETIVO

La palabra ética tiene doble uso: como sustantivo y como adjetivo.
Cuando se le usa como sustantivo ("La Ética" o "La Moral") se da a entender un saber específico dentro de las disciplinas humanas que tiene como objeto la fundamentación racional de lo que debe ser la responsabilidad del ser humano para alcanzar lo bueno o lo recto, las características de los valores, principios, normas y virtudes y los deberes y derechos que le corresponde, las prohibiciones, sanciones y medios a utilizar para alcanzar el bien individual y el bien común.
La palabra ética empleada como adjetivo expresa una cualidad, característica o propiedad del sustantivo. Así decimos: “Fulano es honesto”, “Los periodistas son los caballeros de la verdad”, “Nosotros somos responsables de nuestros actos”, “Sutano es inmoral”, etc.
En los ejemplos expuestos la palabra "ética" o "moral" en tanto adjetivo, evalúa o juzga la cualidad de determinadas acciones de los individuos en cuanto tienen que ver con la manera que éstos ejercen.



[1] Paquita Valladares Montoya, profesora universitaria, en su obra “Introducción a la Ética / Modo de vivir. Editorial San Marcos, Perú, 1998, p.40.