sábado, 9 de abril de 2011


Editado por la Asamblea Nacional de Rectores

FILOSOFÍA DEL ESTUDIANTE UNIVERSITARIO:

Libro que se empeña en la construcción de un hombre mejor


Escribe: Danilo Sánchez Lihón (*)


I.CUADERNO DE BITÁCORA Y LÁMPARA VOTIVA

Ha salido a la luz y está en circulación un libro útil y valioso, cuaderno de bitácora y lámpara votiva que alumbra en el difícil arte de aprender a aprender y de acertar pensando con pertinencia y tino: teniendo razonamientos cabales, sabiendo investigar y formularse buenas y raigales preguntas sobre los diversos aspectos y acontecimientos de la realidad, todo ello a fin de resolver problemas y forjarse un destino promisorio.

Su título es Filosofía del estudiante universitario y al cual lo distingue y precisa aún más el subtítulo que trae: “Aprendiendo a aprender en la Universidad”, obra cuyo autor es el profesor Eudoro Terrones Negrete, connotado gestor educativo, de larga y fructífera experiencia docente y nutrida producción intelectual.

Libro hermoso, claro, amigable éste, que ahora comentamos. Vivaz, pletórico, didáctico, que basta cogerlo en las manos para sentirlo fuerte y vibrante, preciso y contundente, salido de la pluma de un profesional consagrado, quien ha dedicado especialmente su desvelo a la educación, y más específicamente a la educación superior.

II. LA PERSONALIDAD DE UN MAESTRO UNIVERSITARIO

Y es que Eudoro Terrones Negrete es un creyente fervoroso en que todo se puede cambiar, mejorar y hacer un mundo mejor, pródigo y enaltecido, a partir y a través de la educación.

Pero no sólo es un creyente de estas rutas y senderos, sino que es un legionario en estas alternativas, quien lucha con el libro en la mano como un arma de combate, quien sale, entra o pasa de un aula hacia otra, de una a otra oficina, imbuido de aquel ideal, y de aquella misión. Y de la acrisolada moral y ética de que la educación lo puede todo.

Aúna a su docencia presencial en el aula de clases, y a la gestión educativa que le permite ir implementando programas por donde va y pasa, la publicación constante de libros y revistas en una labor de quien se desvive por sus ideales, con la excelencia educativa y la ética cultural como sus emblemas y banderas.

Es un intelectual acreditado, atento y vigilante, siempre irradiando luz y haciéndola precisa e instrumental a través de las 43 publicaciones cuyo catálogo figura, con la precisión de título y año de edición, en las dos solapillas de la obra que hemos citado y estamos relevando.

Él es un hombre de principios y de fe. Cree en la educación, cree en los jóvenes, cree en el Perú, cree en un mundo por hacer. Y a ello ofrenda sus mejores esfuerzos, energías y desvelos.

III. OBRA BÁSICA PARA LA EDUCACIÓN SUPERIOR

Filosofía del estudiante universitario. Aprendiendo a aprender en la Universidad, ahora se constituye es una obra imprescindible en toda institución de educación superior. Y se erige también en indispensable y vital para los jóvenes, porque trata el tema de la filosofía, precisa para su formación

¿Y, porqué es importante la filosofía?, preguntará alguien. Y refutará: ¿No es más bien un lujo y un adorno? Le respondemos: Es importante porque ella nos provee de un pensamiento totalizador, vinculante y de síntesis. Mientras las otras disciplinas separan, la filosofía integra y hace un mundo integrado, nos provee de unidad para la vida.

Importante también para la práctica algo que se considera teórico, en una época en la cual las ciencias en conjunto y cada disciplina en particular han fragmentado y siguen fragmentando la realidad.

La filosofía entonces es fundamental para la persona humana y para el conjunto social; para unir dichas parcelas y aquellos islotes dispersos en el mar de la incertidumbre.

IV. ENSEÑANDO A APRENDER Y A PENSAR A LA JUVENTUD

Enseñar a aprender y a pensar, a orientarse por el campo del pensamiento y del razonamiento de la mente humana, resulta entonces tarea trascendental y fascinante. Y en el contenido de este libro se conocen no sólo los procesos del pensamiento sino las facetas que componen la mente humana, hecho que lo permite y pone a disposición la presente obra.

Y, ¡qué importante es aprender a aprender! La juventud requiere en este aspecto. Necesita ser guiada y orientada, tener la mano amiga del padre, maestro o profesor o, en este caso, el auxilio de un libro como el que te presento.

Porque esta es una obra en donde el espíritu que atraviesa todas sus páginas, es servir, ser útil; sernos de provecho, ayudarnos a mejorar, con su lectura y asimilación, nuestro intelecto.

Y es que Eudoro Terrones Negrete tiene instinto para saber aquello que es valioso. Por eso sus obras resultan fundamentales en la orientación de los jóvenes, de allí que hacemos el llamado de que esta obra la adquieran, además de los padres para sus hijos que estudian y para sí mismos, la consigan las bibliotecas y las empresas para sus trabajadores.

V. POR UNA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA DE CALIDAD

Los libros que nos tiene acostumbrados a presentar Eudoro Terrones, son libros de servicio a los altos fines de hacer una educación de calidad que nos permita despegar en nuestro anhelado desarrollo. Debieran pues adquirirlos las instituciones para ser fuente de consulta de sus trabajadores o en las bibliotecas para la consulta de los estudiantes.

Su tema es esencial, arduo y serio y a ello va directamente, al centro del problema que quiere tratar, en ningún momento se aleja ni demora. Y en su escritura resulta ágil, grato y amable.

Nos ilustra de algo fundamental, cuál es cómo tener ideas claras, lúcidas, cabales para la solución de los problemas que se nos presentan, porque generalmente no se enseña a pensar ni a aprender. Y saber pensar y saber aprender es algo muy importante.

Libro indicativo antes que expositivo, de estructuras y de organización de la información antes que de discursos, de caminos antes que de posadas.

Manual, breviario, guía práctica. Útil. Un instrumento, pero a la vez un pensamiento, o múltiples, variados e inagotables pensamientos.

VI. UN LIBRO PARA MIRARSE ASIMISMO PENSANDO

Podemos compararlo a un arma de combate o a un instrumento de labranza: a una pica, a una pala o a un arado que rotura la tierra para que en ella la semilla caiga y germine; pero a la vez con un horizonte que contiene una visión, un temperamento y, principalmente, una moral.

Es un libro para mirarse asimismo pensando, en donde la educación se apoya en la metacognición para aprender a aprender y atinar en lo que es el vivir bien. Ya que saber pensar es saber decidir. Pero, además, investigar y plantear bien un problema.

Este libro entonces resulta clave para ordenar nuestras ideas y mejor resolver nuestros problemas. Nos orienta a saber pensar que es fundamental para llegar a elegir bien nuestro destino, porque en ello radica básicamente fracasar o triunfar en la vida.

Libro moderno, con ilustraciones a color, gráficos, ventanas, que lo emparenta con las pantallas de los modernos medios de comunicación; con una tipografía grande, letra arial que tiene un buen ojo y compacto perfil, con mucha luz, al punto que el lector se siente lúcido y radiante con su lectura.

VII. UNA OBRA DE CONSULTA PARA TODAS LAS ESPECIALIDADES

Se torna apasionante en varios momentos, por ejemplo cuando reconoce el rol de la filosofía para integrar, sintetizar y tener pensamientos totalizadores.

Y también cuando se ocupa de la educación y sus posibilidades en una realidad en donde el imperio omnímodo de las tecnologías parecieran avasallar al hombre y al mundo. Se lo siente un libro noble, asequible y acogedor.

Con mucha dignidad y distinción en sus contenidos, mensajes y formas. Es un libro contundente y sólido, bello en su presentación gráfica.

Pero, algo verdaderamente importante, y que no seremos lo suficientemente enfáticos en resaltarlo es que es un libro dirigido al joven, escrito y presentado para la juventud y encaminada en estudiar cualquier profesión.

Y este es un documento y obra de consulta que vale para todas las especialidades, puesto que a todos incumbe cómo aprender y cómo pensar.

VIII. SUS PÁGINAS SE ABREN COMO AULAS GENEROSAS A LOS JÓVENES

Siendo así este es un libro didáctico, como un manual de enseñanza. Expositivo y cuyos diversos pasajes sirven para ordenar nuestra mente, a fin de tener ideas claras y lúcidas.

Para ello se ha cuidado que en sus secuencias sea un libro bien ordenado, y con una escrupulosa jerarquización de ideas, proposiciones y ceñidas clasificaciones.

Con enunciados breves, a modo de indicadores, evitando una redacción farragosa, ni siquiera pretendiendo alcanzar brillantez en el estilo ni impresionar al lector con ideas impactantes en lo literario o filosófico.

De orientaciones más bien precisas y escuetas. Escrito en base a enunciados directos y dando en todo momento pautas de vida.

Y cuyas páginas se abren como aulas generosas a los jóvenes para en ellas recrearse, alcanzar inspiración y, ojalá, su destino verdadero.

Es un libro para ser usado por el estudiante, dirigido al joven universitario a fin de guiarle, evitándole la confusión que tanto aqueja a la juventud actual.

IX. AUTOR DEDICADO A TEMAS Y PROBLEMAS DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR

Su autor es un trabajador intelectual de altos kilates: constante, pertinaz e inquebrantable en sus convicciones, todas ellas en bien del ser humano y la sociedad, quien ha hecho de la producción de libros una de sus cátedras periódicas.

Porque el libro en sí es un aula abierta, un magisterio permanente, dispuesto a que podamos entrar en él y revisarlo en cualquier momento. Porque es a través de los libros que alcanzan a proyectarse las clases que se imparten en el salón o en el aula. Como también en donde se configuran los sueños que se albergan y atesoran en lo más íntimo de nuestro espíritu.

Su autor es de los pocos que han dedicado atención a los temas de la educación superior, y no para quejarse o echar en cara algunas deficiencias, o para reprochar a las autoridades, o a las generaciones anteriores de que lo que hicieron lo hicieron mal, actitud en la cual incurrimos y que ya hemos hecho de ella un deporte: lo malos que fueron otros. O se reprocha siempre al gobierno, que en el fondo es reprochar a un ente, y que a la larga siembra desaliento entre nosotros mismos.

X. ¡POR UNA EDUCACIÓN DE EXCELENCIA!

Eudoro Terrones Negrete, entusiasta y siempre positivo, pone exactitud, rigor y compromiso en este libro, siempre buscando lo mejor y ofreciéndolo en libros como este, haciendo de la educación una aventura intelectual permanente, dotándola de inquietud y de renovación. Ahora todo su empeño está dedicado a lograr una educación de excelencia. Y en función de ello publica libros que se ocupan del tema de la filosofía, de la ética y de la calidad educativa.

Tiene un espíritu transparente, lúcido, totalmente franco. Y dice lo que piensa sin tapujos. Aporta, desbroza, recoge lo útil, señala lo que es funcional, lo que va a rendir resultados concretos. Se lo recordará por eso siempre como aquel que mantuvo una línea de cumplimiento de los fines a los que nos orientamos como educadores y maestros.

Al proyectar sus preocupaciones y desvelos a través del libro hacia un radio de acción más amplio, en el espacio y en el tiempo, lo hace por mejorar la educación en general, y de ese modo coadyuvar a la mejor realización del destino del hombre sobre la faz de la tierra. Su actitud así tiene inmensa actualidad y lo hace un hombre de nuestro tiempo. Se instala en una corriente permanente de preocupaciones que nunca dejarán de ser vigentes. Maestros así son aquellos que ponen una cuota más de generosidad que se aúna a la obra de Dios contribuyendo en la construcción de un hombre y de una sociedad mejor.

(*) Profesor de la Universidad Jaime Bausate y Meza y Universidad Nacional Mayor de San Marcos y Director del Instituto del Libro y la Lectura y del Movimiento Cultural Capulí, Vallejo y su Tierra. Obtuvo en dos oportunidades el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil y el Laurel de Oro.El presente artículo FILOSOFÍA DEL ESTUDIANTE UNIVERSITARIO se publicó en el diario DEL PAÍS Año: 7, Nº 2316, Lima, martes 8 de marzo de 2011.