miércoles, 17 de diciembre de 2008

Las Universidades en la Sociedad Global

Escribe: Eudoro Terrones Negrete

A partir del Tercer Milenio, las universidades de los diversos países del mundo se inscriben dentro de la nueva sociedad del conocimiento, cuyos grandes desafíos deberán ser superados incorporando tecnología de última generación y desarrollando una educación de calidad para poder competir entre ellas y contribuir al bienestar de la colectividad.

Época de grandes cambios

La sociedad del conocimiento está produciendo grandes cambios en lo gnoseológico, tecnológico, social, educativo, cultural, profesional, empresarial, económico, político, ético y comunicativo y que las universidades no son una isla. Por vez primera, en la historia de la humanidad, el hombre aparece como habitante del mundo, terrícola o “ciudadano del mundo”.

La aparición de nuevas tecnologías como la fotónica, la nanotecnología, los microsistemas, los nanosistemas, la telecomputadora, entre otros, conlleva a radicales modificaciones de la percepción del espacio y del tiempo: todo el planeta parece más cercano cuando uno se comunica vía Internet.

Esta nueva sociedad emplea medios poderosos como la fibra óptica que usa como su instrumento a la informática, que comparado con los medios tradicionales, multiplica por miles su capacidad de transportar información y lo efectúa a una velocidad cercana al de la luz ( 300 mil kms /segundo o mil millones de bites). Los superchips almacenan pequeñas bibliotecas de información, en espacios comparables a los del tamaño de la cabeza de un alfiler.

Todo esto, ha puesto a los ciudadanos y estudiantes del mundo en una especie de caos por exceso de información y hay una sensación de impotencia física para su decodificación ante el volumen incontrolable de informaciones.

El gran paso histórico

Es así como se produce el gran paso histórico de la memoria escrita (imprenta) a la memoria electrónica (computadora, 1955). Se ha ingresado a lo multidisciplinario, a lo holístico del conocimiento, con el surgimiento de un nuevo lenguaje, el de la informática.

Vivimos u na sociedad global reticular, una nueva comunidad alrededor de una red de redes de ordenadores que crea un “hábitat informático” sin límites de tiempo ni de espacio, la transformación de imágenes corporales en procura de cuerpos perfectos: el morphing como técnica de animación por computadora.

El conocimiento como valor agregado

El conocimiento constituye el valor agregado principal e imprescindible en todos los procesos de producción de bienes y de servicios de una nación, y convierte el dominio del saber o conocer sin fronteras en el factor básico e irremplazable de su desarrollo autosostenido, de las cuales dependerá en mucho el éxito de las empresas, universidades e industrias en el presente y el futuro.

La transitoriedad del conocimiento y de las imágenes de la realidad, obligan a los estudiantes y a las personas a reorganizar su almacén de imágenes, aprender de nuevo hoy lo que ayer creían saber; pues las verdades de ayer se convierten súbitamente hoy en ficciones y que deben ser reemplazadas, renovadas, revisadas, revitalizadas cada vez más de prisa. El conocimiento se vuelve fugaz, temporal y transitorio.

Si el estudiante universitario quiere adaptarse positivamente a la ambivalente sociedad global, deberá aprender de nuevo la realidad.

Coexistencia de universidades tradicionales, virtuales y empresariales

Sobradas razones del mundo académico le asiste a Jorge René Meléndrez Quezada, cuando sostiene que las universidades tradicionales coexistirán con las «universidades virtuales» y con las «universidades empresariales» formadas por las corporaciones de empresas, con el fin de satisfacer la demanda de educación permanente de sus trabajadores en distintos niveles y modalidades formativas, fundamentalmente las relacionadas con las ciencias económico-administrativas. Las universidades tradicionales se enfrentarán cada vez más a una fuerte competencia por parte de estas organizaciones educativas de las empresas y el reto salta a la vista (artículo en Internet «La educación del futuro y el futuro de la educación (en el escenario de la educación superior) (e-mail:melendrezjr@todito.com).

Educación superior, investigación y desarrollo

En la Conferencia Mundial sobre Educación Superior organizada por la UNESCO en 1998 se llegó a reconocer que en la era de la sociedad del conocimiento «...la educación superior y la investigación forman hoy en día la parte fundamental del desarrollo cultural, socioeconómico y ecológicamente sostenible de los individuos, las comunidades y las naciones. Por consiguiente, y dado que tiene que hacer frente a importantes desafíos, la propia educación superior ha de emprender la transformación y la renovación más radicales que jamás haya tenido por delante».

Concluido la guerra fría, con la caída del muro de Berlín, el mundo bipolar tradicional se convirtió en unipolar, con la afirmación del predominio y la hegemonía económica y militar de los Estados Unidos sobre los países del mundo; Además es notoria la consolidación del creciente rol de los organismos financieros internacionales (BM, FMI, OMC, etc.) en las decisiones políticas, económicas, culturales y financieras de los países de América Latina; se multiplican los bloques comerciales y económicos regionales; se consolida la Comunidad Económica Europea como bloque económico y político de primer orden y los países suscriben los Tratados de Libre Comercio impulsados por el prurito de desarrollarse rápidamente y recuperar el tiempo perdido por cientos de años.

Cambio de paradigma educativo-cultural

En mi discurso de orden «La sociedad del conocimiento y las nuevas profesiones» pronunciado en el auditorio de la Universidad Ricardo Palma, el 27 de mayo del 2005, como miembro titular de la Academia Peruana de Educación, manifesté que estamos viviendo un cambio de paradigma educativo-cultural, que estamos pasando de una sociedad fragmentada a una sociedad globalizada, una nueva sociedad donde la falta de conocimiento ya no es debido necesariamente a la falta de información, sino debido al exceso o diluvio de información, que no logramos decodificar en su totalidad.

Ética Light, profesión polivalente

Al mismo tiempo precisé que «En la sociedad del conocimiento se da una aproximación lamentable hacia una ética light; se ingresa al desarrollo de una educación interdisciplinaria y multidisciplinaria, al desarrollo de la profesión polivalente (multiprofesiones).

Se busca formar profesionales con gran dominio técnico de la computación e informática, profesionales capaces de generar ideas nuevas, de incorporar programas de innovación aditiva (añadir lo nuevo a lo antiguo), aprender de prisa y desarrollar un nuevo tipo de pensamiento: pensamiento circular o pensamiento sistémico».

Universidades proactivas

Señalé que «Urge desarrollar universidades dinámicas o proactivas, como lugares de formación de profesionales de alta calidad humanística, tecnológica, científica, axiológica y ética, de rápida adaptación al cambio y con mentalidad y mística empresarial para el cambio social».

Precisé,entonces, que «En la sociedad del conocimiento, la formación profesional universitaria ya no sólo debe centrarse en el desarrollo de ciertas habilidades especializadas, sino en la capacidad para resolver creativamente los problemas imprevistos que se presentan ante una nueva sociedad virtual».

Y en este sentido, concluí manifestando que «es recomendable que las universidades empiecen a revisar los paradigmas curriculares en los cuales se sustenta la educación universitaria en países menos desarrollados, dado a los pobres resultados en el campo de la investigación básica y aplicada y en la poca capacidad de respuesta por parte de los profesionales frente a los retos que le plantea la sociedad del siglo XXI».