martes, 24 de octubre de 2017

EL PROBLEMA DE LA DEFORESTACIÓN EN EL PERÚ

EL PROBLEMA DE LA DEFORESTACIÓN EN EL PERÚ

Escribe: Eudoro Terrones Negrete

EL PROBLEMA

Según la opinión de los expertos, los bosques almacenan las 4/5 partes de la biodiversidad terrestre del mundo; revisten gran importancia para la vida de las personas: regulan los sistemas meteorológicos locales,  controlan el número de lluvias que ocurren en las zonas y generan el oxígeno natural que respira el ser humano.


“El Perú mantiene el décimo puesto en el ranking mundial de áreas con mayor densidad forestal. Más de la mitad del país, aproximadamente 260,000 millas cuadradas (673,109 km2), se encuentra cubierta por bosques. Solo Brasil cuenta con un área mayor de bosque tropical amazónico. Esto hace que el Perú sea considerado uno de los diez países con mayor diversidad en el mundo, con más de 330,000 personas que dependen directamente de los bosques nacionales para su subsistencia y muchos más que dependen de los numerosos productos y servicios ecosistémicos provistos por estos bosques. A su vez, la Amazonia acaba de ser incluida en una lista de WWF de las principales regiones en peligro de deforestación — una de las 11 regiones con expectativas de presentar mayor deforestación y degradación de los bosques a nivel mundial para el año 2030. En la Amazonia peruana, las principales causas de la deforestación son la agricultura de menor escala, la minería comercial y la construcción de vías. La degradación de los bosques es causada principalmente por la tala ilegal. Cerca de 1,100 millas cuadradas (2,849 km2 ) de bosques peruanos son talados anualmente — casi 80% de ellos de manera ilegal. Esta pérdida forestal afecta mucho más allá que solo a árboles y la maravillosa fauna peruana, ya que también es responsable de casi la mitad de las emisiones de gases efecto invernadero a nivel nacional. (La deforestación y degradación de los bosques son las principales fuentes de CO2 a nivel mundial, luego de la quema de combustibles fósiles.)”[1]

Los bosques, las áreas verdes y las zonas de selva constituyen  los pulmones del globo terráqueo, pero a la vez contribuyen a mejorar la calidad de vida de la población.  José Dance, de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, manifiesta al respecto:  “Los bosques son esenciales para la estabilidad global del medio ambiente, la regulación del clima, los medios de vida y el desarrollo sostenible de las comunidades nativas”.

Los bosques del Perú representan la cuarta mayor extensión de bosques tropicales del mundo y están particularmente expuestos a la amenaza del cambio climático. Según el Mapa Amazonía Peruana 2014, el 25 % de las hectáreas deforestadas se registran en territorios indígenas y Áreas Naturales Protegidas[2].

El Perú tiene un serio problema de deforestación. En los quince últimos años se ha deforestado aproximadamente dos millones de hectáreas de bosques y perdido más de 120 mil hectáreas de bosques por esta causa.

Según el Ministerio del Ambiente, en la costa peruana se ha perdido más del 50% de la cubierta forestal vegetal y en la sierra se han reducido bosques nativos andinos en vía de extinción[3]. Madre de Dios ocupa el segundo lugar en deforestación por minería aurífera.

La deforestación y la degradación constituyen serias amenazas para los bosques. En el 2014, la deforestación alcanzó 177,571 hectáreas de bosques y con tendencia al incremento. En el 2015 Perú perdió 156 mil hectáreas de bosques amazónicos.  Más del 80% de la deforestación tiene lugar sobre tierras de capacidad de uso mayor forestal. Los expertos estiman que en el año 2030 la deforestación en el país superaría las 350 mil hectáreas por año. 

 CAUSAS 
 La deforestación se puede producir por causas provocadas por la naturaleza, por ejemplo, al caer un rayo en un árbol y las plagas (el escarabajo,  pulgones, perforadores de troncos y otros insectos) y enfermedades de los árboles; o por las actividades del ser humano como por ejemplo un incendio, aumento de la frontera agrícola y la expansión de los núcleos urbanos. Y con el cambio climático estos incendios son cada vez más frecuentes. Variedades de especies de flora y la fauna quedan en peligro si el bosque desaparece.

El problema de la deforestación en el Perú tiene por causa fundamental a la tala ilegal de árboles, a la agricultura y la minería. Los productores talan los árboles, los queman y usan esas tierras para sus cultivos de café, cacao y palma aceitera, entre otros.

La extracción de recursos energéticos: madera, para la construcción de casas y la producción de papeles, leña y árboles navideños. Miles de hectáreas de selva se talan anualmente o se queman con el fin de extraer la madera y otros productos o para generar mayores extensiones de tierra para la ganadería y la agricultura. Los ganaderos arrasan miles de hectáreas de selva, para alimentar al ganado por uno o dos años y después de este tiempo el suelo se agota y los ganaderos se trasladan a otro lugar.

CONSECUENCIAS 
La deforestación produce una serie de consecuencias como, por ejemplo, destrucción de la superficie forestal, destrucción del hábitat, erosión del suelo, desestabilización de las capas freáticas, pérdida de fuentes de agua, inundaciones o sequías, alteraciones climáticas,  reducción de la biodiversidad, de especies de plantas y animales y calentamiento global de la tierra.
Incalculables especies animales, vegetales y ecosistemas enteros se extinguen  rápidamente, y la reparación  del daño ocasionado dura años.
La deforestación permite que zonas tropicales emitan más CO2 que el que consume. La deforestación priva a los peruanos de los bienes y servicios que proporcionan los bosques.

CONCLUSIÓN Y MEDIDAS CORRECTIVAS
 “Suelen culpar a la agricultura por este problema pero los especialistas dicen que hay que hacer una distinción. El problema está en la agricultura que quiere imponerse en terrenos de uso forestal. Hay un problema cuando una persona o miles de ellas se instalan en el bosque, lo talan y lo queman, y en pocos años lo abandonan para hacer lo mismo en otro lugar porque el suelo ya no les rinde. Estabilizar este uso agrícola es lo que evitará la tala de bosques. Evitar que la gente ocupe una zona no apta y luego migre a otra donde solo pueden crecer árboles”[4]

“La pérdida irreparable de un árbol, en el contexto actual del cambio climático y el calentamiento global, es un desperdicio que el Perú debería revertir. Ello porque implica afectaciones directas en biodiversidad de los bosques y porque empobrece no solo a quienes viven en ellos, sino a la tierra que luego no tiene capacidad para germinar semilla alguna”[5].
Por lo expuesto, es de necesidad y utilidad pública la conservación y protección  de la superficie forestal del país. Erradicar la deforestación y la degradación de los bosques permitirá reducir la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) provocada por la tala y quema indiscriminada de bosques.
Ante esta problemática el gobierno del presidente Pedro Pablo Kuczynski ha emprendido una campaña nacional de plantaciones forestales, teniendo por meta lograr al año 2020 reforestar 3.2 millones de hectáreas de tierras degradadas.



[1] Julian Smith y Jill Schwartz. La deforestación en el Perú.http://d2ouvy59p0dg6k.cloudfront.net/downloads/la_deforestacion_en_el_peru.pdf
[2] https://gestion.pe/noticias-de-deforestacion-peru-22649
[3] https://peru21.pe/lima/deforestacion-peru-preocupa-fao-111663
[4] [4] En Lambayeque. El problema de la deforestación en el Perú: cifras alarmantes, bosques depredados, y el rol del Estado http://www.elinformante.pe/plantilla_noticia.php?codnoticia=1251&cod=3
[5] En Lambayeque. El problema de la deforestación en el Perú: cifras alarmantes, bosques depredados, y el rol del Estado. http://www.elinformante.pe/plantilla_noticia.php?codnoticia=1251&cod=3