martes, 3 de mayo de 2011

MÁS COMENTARIOS A LA OBRA

FILOSOFÍA DEL ESTUDIANTE UNIVERSITARIO



Dr. JOSÉ RIVERO HERRERA, consultor en Educación:


Apreciado doctor Terrones: Agradezco su gentil envío del libro de su autoría "Filosofía del estudiante universitario. Aprendiendo a aprender en la universidad" así como su amable y generosa dedicatoria.

Su libro representa un esfuerzo minucioso por presentar listados vinculados a las demandas que la universidad hace a todo estudiante universitario para que pueda asumir y aprovechar sus aprendizajes. El glosario de términos y la extensa bibliografía consultada son indicadores importantes de su mejor interés por divulgar elementos valiosos para el estudio en una institución de educación superior.

El contenido del texto tal vez hubiera ameritado darle mayor espacio al significado de los aprendizajes en una entidad universitaria y los distintos tipos de exigencia de los mismos de acuerdo a las carreras profesionales.

Con mi felicitación y reconocimiento a sus aportes reciba mi cordial saludo.



GERARDO PÉREZ FUENTES,
docente de la Universidad Jaime Bausate y Meza:


Saludamos la aparición de Filosofía del estudiante universitario, libro del doctor Eudoro Terrones Negrete, que nace de su reconocida vocación de servicio, y de un declarado propósito de asistencia hacia quienes cursan estudios universitarios. Su finalidad inmediata, es hacer menos compleja la ardua tarea de desentrañar los conocimientos y la cultura impartidos en un nivel superior.

No obstante estar dirigida al ámbito universitario, esta obra es igualmente útil para quienes necesiten auscultar y movilizarse sin inconvenientes en el campo del estudio y la investigación de cualquier tópico. Por eso abarca temas fundamentales como la actividad pensante, los métodos y técnicas de estudio, la investigación científica; pasando, naturalmente, por todo lo que un estudiante universitario debe de saber, y su necesaria relación con la lectura de textos académicos.

Este libro, pues, es un gesto de mano tendida para que el estudiante salve, con su ayuda, los tropiezos y dificultades en su formación profesional. Él sabrá apreciar, con el uso que le dé, la coherencia, la eficacia, la precisión de esta útil herramienta. Su consulta frecuente hará de él un lector agradecido.