domingo, 8 de marzo de 2009

CARACTERIZACIÓN GENÉRICA DE LA GLOBALIZACIÓN

CARACTERIZACIÓN GENÉRICA DE LA GLOBALIZACIÓN
Escribe: Dr. Eudoro Terrones Negrete


La sociedad global reviste una serie de características que podemos resumirlas en los siguientes puntos:
La continua transformación de la información en conocimiento a través de la educación y la creación de conocimientos con una ciudadanía participativa y responsable en los campos sociales, jurídicos y éticos, sin perder el sentido de pertenencia a su propia cultura nacional. Para el sociólogo norteamericano Daniel Bell, «el conocimiento teórico se convierte cada vez más en el recurso estratégico, el principio axial de una sociedad. Y la universidad, las organizaciones de investigación y las instituciones intelectuales, donde el conocimiento teórico se codifica y enriquece, son las estructuras axiales de la sociedad que nace» (Daniel Bell, «El advenimiento de la sociedad post-industrial». Alianza, 1991, p.44).
El rol de las tecnologías de la información y de las comunicaciones en la generación, gestión y difusión del conocimiento.
La incorporación de talento, imaginación e innovación en los procesos sociales y en los diferentes sectores de la actividad económica y social.
La aplicación del conocimiento con eficacia, efectividad y eficiente (E+E+E) en las diversas ramas del saber humano.
La formación de organizaciones inteligentes con mayor y efectiva facilidad de adaptación a los cambios científicos y tecnológicos, con una información compartida y globalmente disponible. Cambio en las relaciones entre sociedades, naciones y culturas.
El desarrollo de un nuevo Estado supranacional o Estado-Red con eficiencia, equidad y sustentabilidad dentro del marco de una economía global basada en el conocimiento.
El acceso a la información en el ciberespacio como meta social alcanzable, con medidas pertinentes para la protección de la dignidad humana en este ámbito, y que abre nuevas oportunidades de manifestación del pensamiento del ser humano.
La creación de nuevas oportunidades y nuevos espacios de participación, interacción, ínter-creatividad y desarrollo para las sociedades, los países y las personas, recuperando el papel del ser humano como actor principal del proceso educativo basado en la razón dialógica, la investigación y la integración.
La Inundación de informaciones, mucho menos es la que logramos convertir en conocimiento con excelente calidad, y aún menos, el conocimiento que se aplica para la producción de bienes y servicios, o para generar más conocimiento que se convierta a posteriori en algo productivo y rentable para las personas.
Proporciona posibilidades ilimitadas de información y de comunicación que permite a los ciberciudadanos construir un nuevo de tipo de inteligencia colectiva, basada en la interactividad y en recursos compartidos a escala internacional a través de la red telefónica internacional, un ordenador y un módem.
El paso de una sociedad de distribución piramidal a una red de creación e integración en tiempo real. Se integra el dato en la información, la información en el saber, el saber en el conocimiento y el conocimiento en la cultura.
Se está construyendo los cimientos futuros de una ciberdemocracia, con ciberciudadanos, ciberelecciones y votos electrónicos.
El poder de la comunicación que estuvo en las manos de unos pocos, los propietarios de los medios, pasa a las manos de todos los usuarios. Es ahora el lector, oyente, televidente o el usuario del medio el que dice qué es noticia a partir de sus bases de datos. En términos económicos diríamos que es la demanda y no la oferta, la que dice a los diarios lo que es noticia. Ahora el usuario accede y compra esa información, incluso de modo personalizado. Los medios de comunicación se desmasifican, se convierten en medios de individuos. Internet transmite conocimiento a la persona individual. Millones de personas comunicándose electrónicamente, desde sus domicilios o sus centros de trabajo, utilizando estándares de comunicación abiertos y universales.
Resulta, entonces, que cada persona es ahora creador, productor, comercializador, difusor, compositor, realizador, presentador y consumidor de información y de conocimientos. El usuario es a la vez consumidor y productor de información, protagonista y coautor del diario electrónico.
Las nuevas tecnologías han modificado la relación periódico-lector, ciberlector o cibernauta: éste selecciona la lectura y escribe en sus páginas.
La edición de los medios de comunicación es continua, ya no tiene horario de cierre de la información y se distribuye la información a todo el mundo en tiempo real y desde cualquier lugar del mundo.
El público demanda fiabilidad, calidad en el servicio informativo y eficiencia on-line. El sistema de publicación on-line unifica los diversos campos del sistema tradicional: escritura-redacción, edición, distribución, puntos de venta y publicidad.
«El mayor activo empresarial es el cliente informado y formado, la persona. El objetivo debe ser transferirles ideas que le ayuden a pensar, ayudarle a resolver problemas reales. Se ha pasado de la cultura dominio a una cultura basada en la solidaridad» (Txema Alegre, director del periódico digital «La Vanguardia», http:/www.apcnet.org/documentos/n6/han_dicho1.htm).
Los medios de comunicación están cada vez más sometidos a las leyes del mercado, donde la lógica comercial se impone sobre su propio manejo; la información deja de ser un bien social y se convierte en una mercancía que se vende al mejor postor.
La actual omnipresencia del mundo de la comunicación, con los múltiples intereses que lo configuran, ha convertido a los medios de información en un universo en sí mismo cuando antes eran parte de un sistema. Los medios ya no sólo dan cuenta de una realidad, la construyen. Hoy este mundo mediático construye realidades, establece sus propios códigos, imágenes y lenguaje, incluso establece verdades (F.Aubenas y M.Benasayag: La fabrication de l¨information. Paris, Éditions La Découverte, 1999).
La globalización se caracteriza por ser:
Un término polisémico, omnipresente, omnipotente.
Un producto histórico, irreversible, indetenible e inevitable.
Generadora de dominación y apropiación del mundo.
Uniforme en sus requisitos.
Heterogéneo, multiforme y complejo.
Contradictorio y conflictivo.
Un fenómeno ligado al capital bancario, industrial o financiero, inducido y asimétrico y multidimensional.
Liberalizante, desregulador y privatizador de empresas del Estado.
Usufructuaria de tecnología avanzada de la información y la comunicación.
Propiciadora de la competitividad mundial y multinacional entre países rápidos y países lentos.
Ocasionar menor uso de materias primas.
Autocrático y vertical en los mecanismos que rigen la economía y las finanzas.
De carácter especulativo, lucrativo y hasta usurero en lo que respecta al capital transnacional.
Monopolista y oligopolista (fusión de grandes empresas multinacionales).
Concebida el capital como la única medida de la felicidad humana y donde las personas están al servicio del mercado y del capital.
Generadora del crecimiento explosivo de las transacciones financieras.
Expliquemos rápidamente cada uno de las características referidas.
Término polisémico. El término globalización posee varias significaciones, en función de sus distintas dimensiones ( social, política, económica, ecológica, ética, etc.)
Omnipresente. Se oye hablar en todas partes del mundo sobre la globalización y está presente en diversos procesos y situaciones.
Omnipotente. La globalización es omnipotente en tanto y en cuanto se magnifica su capacidad de resolver los diversos y complejos problemas de la humanidad.
Producto histórico. La globalización marca una nueva era en el proceso evolutivo de la historia de la humanidad.
Irreversibilidad. El fenómeno de la globalización tiene ya una amplitud considerable y comprende a casi todas las economías importantes del planeta.
Indetenible. La globalización responde a las leyes de la historia, a los avances de la ciencia y la tecnología, al desarrollo natural de las naciones y culturas, por lo que resulta inútil tratar de detenerla y más bien debería adaptarse e insertarse en ella para no quedar rezagados o al margen de la historia y de las transformaciones de la época.
Inevitable. El fenómeno de la globalización constituye quizá parte de la evolución de la civilización.
Dominación y apropiación del mundo. Para algunos autores, entre ellos el mexicano Pablo González Casanova, la globalización es un proceso de dominación y apropiación del mundo: Dominación de Estados, de mercados, de sociedades y de pueblos, ejercido «en términos político-militares, financiero-tecnológicos y socio-culturales». El proceso de apropiación de recursos naturales, de riquezas y del excedente producido se realiza de «una manera especial, en que el desarrollo tecnológico y científico más avanzado se combina con formas muy antiguas, incluso de origen animal, de depreciación, reparto y parasitismo, que hoy aparecen como fenómenos de privatización, desnacionalización, desregulación, con transferencias, subsidios, exenciones, concesiones y su revés, hecho de privaciones, marginaciones, exclusiones, depauperaciones que facilitan procesos macro-sociales de explotación de trabajadores y artesanos, hombres y mujeres, niños y niñas» (P.G.C., «Los indios de México hacia el nuevo milenio», en La Jornada, miércoles 9 de septiembre de 1998, México, pp. 1 y 12).
Uniformidad en los requisitos. Los requisitos o condiciones que tienen que cumplir los países o mercados para formar parte de ella, dichos requisitos son: confiabilidad o credibilidad que un país o gobierno despierta en los demás en función a sus vías de desempeño, sus formas de organización social y política, su respeto por el Estado de Derecho y su capacidad de desarrollo; estabilidad, es decir si el gobierno de un determinado país muestra estabilidad económica y política; y competitividad, que tiene que ver con el contexto de apertura, liberalización y desregulación de la economía y privatización de las empresas del Estado.
Heterogeneidad. El concepto de globalización se aplica a los más diversos campos y fenómenos, a tal punto que se vuelve confuso, impreciso y no sabemos exactamente qué queremos decir con la palabra globalización, aunque la sentimos y la vivimos aunque no sepamos comprenderla totalmente.
Multiformidad y complejidad. Debido a sus implicaciones, áreas, matices, variables, grados de velocidad, factores que involucra y la casi total libertad para los desplazamientos del capital en todo el mundo.
Contradictorio y conflictivo. En tanto que por un lado los avances de la ciencia y la tecnología abren posibilidades y oportunidades para alcanzar mejores niveles de bienestar, crecimiento, desarrollo y progreso social y contribuye a la solución progresiva de los problemas de la humanidad, por otro, la globalización incrementa las desigualdades, polarizaciones, marginaciones e injusticias, acelera la destrucción de la naturaleza y amenaza la vida en el planeta.
Ligado al capital bancario, industrial o financiero. El fenómeno de la globalización, está ligado al capital bancario, industrial o financiero, a fin de acumular y multiplicar su ganancia en las mejores condiciones y con la más amplia libertad para su desplazamiento, crecimiento y desarrollo a través de la red de redes.
Inducido y asimétrico. Para el P. Gregorio Iriarte, OMI, el fenómeno de la globalización desde el punto de vista latinoamericano, se caracteriza por ser inducida y asimétrica. «Es inducida, porque nuestros pueblos y nuestros gobiernos no tienen el más mínimo control de todo ese proceso, y asimétrica, porque está creando una élite vinculada a una economía de punta, mientras quedan a margen, hundidos en inmensos bolsones de pobreza los sectores mayoritarios de la población».
Multidimensional. La globalización no es un hecho o fenómeno aislado sino que abarca la totalidad de áreas del quehacer humano, con la formación de grandes bloques regionales, la apertura y el incremento ostensible del comercio y de las finanzas, la liberalización y desregulación de las economías, etc., y el imperio de avanzadas tecnologías de información y comunicación. La globalización posee varias dimensiones: económica, política, educativo-cultural, ecológica, ética, tecnológica y científica, que parece imponernos como una verdad revelada o dogma, frente al cual no cabe otra actitud que la de la aceptación de su lógica o significado si no se quiere aparecer como conservador o retrógrado.
Usufructuaria de la tecnología de la información y la comunicación. Para aumentar la rentabilidad del capital, automatizar, informatizar y robotizar la producción y efectuar el telecontrol y tele-trabajo empresarial.
Competitividad mundial y multinacional. El fenómeno de la globalización genera competitividad mundial y multinacional entre países rápidos o industrializados y países lentos, emergentes o en vía de desarrollo.
Menor uso de materias primas. En la sociedad del conocimiento, el producto sintético va reemplazando en grado sumo a las materias primas.
Mecanismos autocráticos y verticales. En la actual sociedad global, los mecanismos que rigen la economía y las finanzas devienen en autocráticos y verticales.
Especulación, lucro y usura. En este nuevo milenio, el capital transnacional se halla más vinculado a la especulación, al interés lucrativo y a la usura que a la inversión, producción y el bien común.
El capital como única medida de felicidad. En una sociedad de economía globalizada, el capital se convierte en la única medida de felicidad, bienestar y autorrealización de las personas.
Las personas están al servicio del mercado. Dentro de un mundo global, el mercado es el que decide qué producir (producto), dónde producir (lugar), cuánto producir (demanda), para qué producir (objetivo) y cómo producir (medios).
Ley del más fuerte. El fenómeno de la globalización genera la profundización de la brecha que distancia a los países rápidos o bien administrados, de los países pobres o mal administrados (ley del más fuerte).
Monopolios y oligopolios. El fenómeno de la globalización crea nuevos monopolios y oligopolios, privilegios mercantilistas y autoritarismos oligárquicos, consolidándose el poder omnímodo de las empresas multinacionales.
Crecimiento explosivo de transacciones financieras. La globalización se caracteriza por imprimir un crecimiento explosivo de las transacciones financieras; un incremento del comercio internacional, facilitado por los acuerdos que condujeron a la creación de la Organización Mundial de Comercio (OMC).
Neoliberalismo. La globalización institucionaliza y consolida el neoliberalismo en todos los países del mundo.