lunes, 9 de marzo de 2009

PRINCIPIOS ÉTICOS DEL ESTUDIANTE UNIVERSITARIO

PRINCIPIOS ÉTICOS DEL ESTUDIANTE UNIVERSITARIO
Escribe: Dr. Eudoro Terrones Negrete


Son principios éticos del estudiante universitario los siguientes:
Autocontrol: dominio de pasiones, impulsos y sentimientos para evitar excesos o desbordes.
Autoestima: juicio de valor sobre su manera de ser, de pensar, de actuar o de comportarse.
Delicadeza: atención y exquisito miramiento con las personas o cosas, en las obras o en las palabras; atento a no molestar, humillar o perjudicar a los demás.
Disciplina: observancia y sujeción en la conducta a las normas y leyes de su profesión, universidad, orden religiosa, entre otros.
Entusiasmo: adhesión ferviente que mueve al estudiante a favorecer una causa o un empeño.
Generosidad: estar inclinado o dispuesto a sacrificarse en bien de los demás.
Honestidad: pensar y actuar de manera reflexiva, justa y digna, sin estafar, sin hacer fraude o sin engañar.
Humildad: virtud opuesta al orgullo y a la vanidad y obrar conforme a ellos.
Independencia de juicio o criterio: autonomía e independencia de pensar, decir y hacer dentro de los límites permitidos por las normas sociales, jurídicas y éticas.
Justicia: dar a cada uno lo suyo, lo que debe hacerse según derecho o razón o lo que es justo.
Lealtad: guardar fidelidad, no engañar a los demás y no abandonar a alguien o algo determinado.
Libertad: facultad de obrar de una u otra manera, o de no obrar, lo que le responsabiliza de sus actos; facultad de decir o hacer cuanto no se oponga a las leyes o a las buenas costumbres
Libertad de pensamiento: derecho a sostener y propagar sus propias ideas.
Libertad de conciencia: derecho de profesar cualquier religión, o ninguna.
Libertad de imprenta: facultad de imprimir sin previa censura.
Libertad política: conjunto de derechos de asociación, elección, expresión y reunión expresamente reconocidos en la Constitución política de un Estado.
Libertad religiosa: derecho a profesar cualquier creencia religiosa, sin verse restringido en ello por el poder político.
Objetividad: describir y explicar los hechos de la realidad tal como ocurrieron, sin distorsionarlas ni introducir en ellas sus opiniones. Capacidad para percibir, medir o juzgar un acontecimiento sin prejuicios y de tal modo que otras personas concuerden con él.
Patriotismo: amar a su patria y procurar todo su bien.
Perseverancia: acción de perseverar; firmeza o constancia en la fe y la piedad; mantenerse firme en una actitud, opinión, permanentemente.
Puntualidad: ser puntual o exacto en hacer las cosas a su tiempo o en llegar a la hora a una reunión, conferencia o sesión de aprendizaje.
Respeto: respetar las ideas y creencias, respetar los pensamientos y sentimientos y la dignidad de las personas.
Responsabilidad: conocer y aceptar las consecuencias de un hecho realizado libremente.
Sensibilidad: propensión a dejarse llevar por la compasión, la ternura, etc. o por la sensibilidad afectiva.
Sinceridad: ser capaz de hablar o de actuar libre de fingimiento, con transparencia o con las cartas puestas sobre la mesa.
Solidaridad: adhesión circunstancial a la causa o empresa de otros; comunidad de intereses y responsabilidades y que permite a uno mostrarse conforme con las acciones o actitudes de otros y participar en las consecuencias.
Tolerancia: respeto y consideración por las opiniones ajenas aunque se opongan a las nuestras.
Veracidad: indagar, profesar y decir siempre la verdad por sobre todas las cosas.