domingo, 8 de marzo de 2009

RESPUESTAS TENTATIVAS A LA GLOBALIZACIÓN

RESPUESTAS TENTATIVAS A LA GLOBALIZACIÓN
Escribe: Dr. Eudoro Terrones Negrete


Para el fenómeno y proceso de la globalización se propone algunas respuestas tentativas como las siguientes:

Globalización «desde abajo», con rostro humano.

Organización de un Estado transnacional con soberanía «incluyente». «Soberanía incluyente significa que la renuncia a derechos de soberanía va de consuno con la adquisición de poder político configurador en virtud de la cooperación transnacional», a decir de Ulrich Beck. («¿Qué es la globalización?»).

Organización y desarrollo de un Frente Único de Trabajadores Manuales e Intelectuales en cada país o nación del mundo, para impulsar una política laboral de defensa del derecho al trabajo y a una vida con dignidad, paz, libertad, fraternidad y justicia social.

Participación ciudadana directa en la explotación, distribución y usufructo de la riqueza de las naciones.

Participación de connacionales en la compra y explotación de las empresas del Estado, en la participación del capital y en las utilidades.

Desarrollo de políticas sociales y económicas nacionales que coadyuven efectivamente a la generación de empleo masivo y permanente.

Reorganización de las instituciones impulsoras de la globalización, dotándoles de representatividad a las naciones del mundo en la toma de decisiones económicas para impulsar su crecimiento, desarrollo y progreso.

Reorientación de la política educativa cimentada en la educación en valores con identidad nacional y cultural.

Abaratamiento del precio de venta de las computadoras, para que llegue al mayor número de usuarios en el mundo.

Educación masiva a distancia vía Internet del enfoque ambivalente de la globalización.

Integración de las instituciones supranacionales: Unión Europea, Grupo de los siete, la OCDE, el Fondo Monetario Internacional y la Organización Mundial de Comercio (OMC), para un acuerdo responsable desde el punto de vista social, económico y ético.

Hace falta la autorregulación de Internet y la aprobación de nuevas leyes para afrontar delitos en Internet, como la difusión de virus de ordenadores, el robo de datos personales almacenados en discos duros, etc.