domingo, 8 de marzo de 2009

EL UNIVERSITARIO QUE ESTUDIA CON EFICACIA

EL UNIVERSITARIO QUE ESTUDIA CON EFICACIA
Escribe: Dr. Eudoro Terrones Negrete

Para que el estudiante universitario sea capaz de estudiar con eficacia deberá tener en cuenta lo siguiente:
Aprender a dominar el tiempo para que el tiempo no nos domine.
Buscar un valor positivo a lo que se estudia.
Cambiar de actividad para evitar el cansancio físico o el agotamiento mental.
Debe suscitarse sentimientos positivos.
Dedicar más tiempo a las asignaturas o temas más difíciles para luego arribar a los temas más fáciles.
El estudio es fundamentalmente activo y no pasivo.
El estudio es lectura, concentración, asimilación y comprensión de contenidos.
El interés por el estudio se debe ir cultivándolo paulatinamente.
Emplear adecuadamente las herramientas mentales fundamentales: Analizar, comparar, definir, particularizar, generalizar, resumir, evaluar, deducir e investigar.
Estudiar con provecho lo que se considera útil y de importancia para la vida.
Estudiar por su propia decisión, voluntad e iniciativa y no porque otras personas nos obligan y exigen.
Formar el hábito de elaborar sus propios ejemplos concretos de los temas estudiados.
Formular un plan sistemático de estudio que sea realista, flexible, perfectible y realizable.
La actitud mental positiva y la actividad física son necesarias para un buen aprendizaje intelectual.
No acumular el estudio inmediatamente antes del examen final.
No hacer horarios extremos que consiste en acostarse muy tarde y en levantarse muy temprano.
No pedir ayuda mientras no se sea imprescindible y justificable.
Para memorizar se recomienda leer en voz alta que silenciosamente y leer rápidamente que despacio.
Repasar mentalmente cada párrafo, tan pronto se lo haya leído.
Tener una noción precisa y clara de los objetivos que serán alcanzados.