sábado, 15 de junio de 2019

EL INVESTIGADOR CIENTÍFICO UNIVERSITARIO

EL INVESTIGADOR CIENTÍFICO UNIVERSITARIO

Escribe: Eudoro Terrones Negrete


EL INVESTIGADOR CIENTÍFICO UNIVERSITARIO CÓMO SUJETO DE INVESTIGACIÓN
El investigador científico universitario, como sujeto de investigación,  en su contacto con una parcela de la realidad para encontrar la verdad, recibe un caudal interminable de impresiones, informaciones y opiniones, con las que elabora, interrelaciona y produce nuevos juicios, nuevos conceptos y nuevas ideas científicas; estructura modelos, algoritmos, símbolos, y los traduce en instrumentos de expresión de una parte de la realidad.
Lizardo Carbajal, profesor e historiador de la Universidad del Valle y profesor titular en la Universidad Santiago de Cali, Colombia,  define el sujeto de investigación en los términos siguientes: “es el individuo que asume el papel de investigador en un proyecto científico individual o en colaboración. Es quien se adentra en el conocimiento, la asimilación, la comprensión y el estudio  del objeto de investigación, del problema de investigación, de las hipótesis que deben ser demostradas y de las invenciones y descubrimientos que se realizarán para  dar solución las necesidades sociales de una comunidad. Es el hombre comprometido socialmente, con libertad, con conciencia de la realidad, interroga por la ley o leyes que rige un fenómeno, por las causas que lo determinan y por las posibilidades de aplicación de sus propiedades”.[1]

OBJETIVOS DEL INVESTIGADOR CIENTÍFICO UNIVERSITARIO
Son objetivos del investigador científico universitario:
1.    Realizar el estudio sistemático y organizado de un problema basándose en fuentes confiables, hipótesis y variables apropiadas y orientado a su solución.
2.    Acopiar informaciones, procesarlas, seleccionarlas, interpretarlas y valorarlas usando métodos, técnicas e instrumentos científicos adecuados.
3.    Afinar y profundizar conceptos, tesis y argumentos científicos para enriquecer su bagaje cultural.
4.  Relacionar, sintetizar, explicar los argumentos extraídos de la investigación y traducirlos en las conclusiones del trabajo.
5.  Producir conocimientos relevantes de interés social y de alto nivel en el ámbito de las disciplinas científicas, humanísticas y tecnológicas.
6.    La formación y superación profesional en los campos científicos, humanísticos y tecnológicos de docentes, especialistas y expertos universitarios.
7.    Promover una cultura académica de calidad mediante la investigación como estrategia del proceso de enseñanza-aprendizaje.
8.    Contribuir al desarrollo sostenible e integral de los países y al avance de la ciencia y la técnica.
  
FINALIDAD DEL INVESTIGADOR CIENTÍFICO UNIVERSITARIO
El investigador científico universitario tiene por finalidad:
1.    Lograr el conocimiento verdadero sobre hechos, temas y problemas de interés general.
2.    Descubrir, describir, explicar y predecir principios generales sobre hechos, temas y problemas de investigación.
3.    Formular hipótesis, variables, indicadores, índices, leyes, teorías y demostrar su validez y eficacia en situaciones reales concretas de la investigación.
4.    Formular y generar nuevos problemas y nuevas interrogantes a resolver.
5.    Impulsar el desarrollo de la investigación pura, aplicada, cuantitativa o cualitativa,  mediante el uso de métodos, técnicas, procedimientos e instrumentos científicos válidos y confiables.
6.    Aplicar el conocimiento científico en un aspecto de la realidad social, política, económica, ecológica, cultural y educativa.
7.    Contribuir a la mejora de la calidad de vida de las personas y a la competitividad de las empresas y de las organizaciones sociales.
8.    Promover la formación y  la actualización interdisciplinaria y multidisciplinaria de nuevos investigadores para la universidad en la que labora.
9.    Contribuir a mantener vínculos de cooperación académica y técnica de la universidad con los sectores productivos y sociales, mediante la realización de proyectos de beneficio y riesgo compartidos. 

FUNCIONES DEL INVESTIGADOR CIENTÍFICO UNIVERSITARIO
En el cotidiano quehacer investigativo de descubrir respuestas a determinadas interrogantes, el investigador científico universitario cumple las funciones básicas siguientes:
1.    Hacer de su vida un camino con objetivos claros, precisos y de renovación, con idearios y normas de vida laboral, sacando de cada acontecimiento, problema y experiencia el mejor fruto posible.
2.    Sortear los obstáculos, interrogar a una y otra persona, no pasar por alto algún indicio, mantener vivo su interés y rigurosa observación en el problema que investiga.
3.    Escoger la mejor pista hasta encontrar el nudo de la investigación.
4.    Decir la verdad y publicar lo que investiga para conocimiento de la población y de los integrantes de la comunidad de científicos.
5.    Hacer “dormir” la investigación en caso de ser necesario, y  en otras ocasiones hacer planes antes de empezar su jornada, verificando las pruebas instrumentales que va acumulando.
6.    Analizar cómo es la realidad, por qué es así y no de otra manera, por qué es como es la realidad natural y social.
7.    Prever o predecir qué y por qué ocurrirá algo en el futuro.
8. ÇActuar con inteligencia, responsabilidad, imaginación, idoneidad y transparencia hasta lograr la transformación de la realidad en el contexto geográfico, social, educativo, cultural, histórico, económico y ecológico.
9.   Criticar y coadyuvar a profundizar las investigaciones sobre un hecho, tema o problema de interés público.    

EL QUEHACER DEL INVESTIGADOR CIENTÍFICO UNIVERSITARIO
"Los investigadores coleccionan y analizan datos, desarrollan hipótesis, replican y extienden trabajos previos, comunican sus resultados a otros, revisan y critican los resultados de sus pares, entrenan a otros futuros científicos, y se insertan en la vida de la comunidad científica" (NAS, 1995).
Los científicos no son una clase aparte (no existe la carrera universitaria de científico) sino que pertenecen a distintas profesiones que obedecen a unos principios deontológicos (ética profesional) con los cuales el científico aporta a la construcción de una ética del investigador, refiere Luis Fernando Ospina G.[2]
Este mismo autor puntualiza: “El trabajo del científico tiene sentido en la medida en que sea validado por la comunidad científica y llegue al dominio público para poder ser considerado como "conocimiento científico". El afán por obtener fama y reconocimiento, y con seguridad presiones económicas de las empresas, entre otras razones, han permitido que se extiendan prácticas deshonestas en el quehacer científico; lo cual desvirtúa la naturaleza misma de la ciencia”.
Se reconoce que la ciencia es un elemento valioso al servicio de la paz, el progreso y la lucha contra la pobreza, y que la responsabilidad social del científico se debe tanto a las generaciones presentes como a las futuras (UNESCO & ICSU, 1999).


[1] http://www.lizardo-carvajal.com/sujeto-de-investigacion/
[2] Luis Fernando Ospina G., artículo citado.