sábado, 15 de junio de 2019

TEMAS Y PREGUNTAS PARA LA REFLEXIÓN ÉTICA DEL FUTURO


TEMAS Y PREGUNTAS PARA LA REFLEXIÓN ÉTICA DEL FUTURO
Escribe: Eudoro Terrones Negrete

Luego de la revisión de la literatura existente podemos manifestar que constituyen grandes temas, entre otros, para la reflexión ética del futuro: la sociedad autista, la competencia desenfrenada y desigual entre países desarrollados y en vías de desarrollo, la ambición desmedida del capitalismo de acumular dinero para seguir ganando más dinero y haciendo más pobres a los pobres, la manipulación de conciencias y de la vida, la alienación colectiva, el mal uso y abuso de la libertad a través de Internet, la «brecha» digital entre inforricos e infopobres, la incomunicación humana, la gobernabilidad ética de los países, un modelo global de acción humana que armonice los aspectos sociales, políticos, económicos, jurídicos, ecológicos, educativo-culturales y éticos, centrándolos en una vocación de responsabilidad y solidaridad social compartidas. Finalmente la carrera armamentista, el narcotráfico, el terrorismo, la corrupción e inmoralidad en los poderes del Estado y la concentración de la propiedad de los medios de comunicación social.
Para el debate académico y la reflexión ética del futuro hay preguntas que requieren de respuestas éticas, si lo que aspiramos los seres humanos es a vivir y a investigar científicamente con libertad, dignidad, igualdad y justicia.
¿Sirve para algo elegir democráticamente a quienes nos han de gobernar, cuando las empresas transnacionales o las mega-corporaciones son las que toman las decisiones que afectan a países y continentes, sin que a nadie tengan que consultar ni dar cuenta de sus actos?
Con los adelantos científico-tecnológicos, que permiten manipular la vida y reproducir en serie nuevos seres humanos, ¿sirve para algo la libertad de elección y decisión y la responsabilidad de las personas e investigadores?
¿Sirve para algo la libertad del investigador cuando éste se encuentra atrapado y robotizado por un mundo virtual dominado por las leyes del libre mercado?
¿Cuáles deben ser los límites de la manipulación de la vida?
¿Es ético justificar los genocidios que cometen las principales potencias del mundo para apropiarse de sus recursos naturales no renovables?
¿Los progresos de la revolución genética traerán consigo una especie de auto-domesticación del ser humano?
¿Cómo justificar los valores éticos en un mundo en el que se promueve el individualismo y la competitividad entre desiguales a nivel de personas, organizaciones,  empresas y países y en el que prima el “don dinero es don caballero”?
¿Es que aún pervive una ética relegada a la esfera de lo privado y en el que no se articula el desarrollo de una ética política, económica, empresarial, ecológica y profesional con verdadero «rostro humano» y al servicio de las mayorías?
En un mundo  cada vez más sometido a los móviles de interés económico y lucrativo y los valores materialistas y narcisistas de consumo, hedonismo y satisfacción a corto plazo ¿podría vislumbrarse en el futuro el surgimiento y desarrollo de valores éticos alternativos en procura de un mundo mejor?