lunes, 9 de marzo de 2015

CARACTERIZACIÓN DEL CONCEPTO DE CALIDAD EDUCATIVA

CARACTERIZACIÓN DEL CONCEPTO DE CALIDAD EDUCATIVA

Escribe: Eudoro Terrones Negrete

El concepto calidad educativa se caracteriza por ser: complejo, controversial, eficaz, eficiente, multidimensional, operacional, polifacético,  polisémico, recursivo, relativo, subjetivo, totalizante, contextualizado y  está vinculado a los factores de costo-efectividad y costo-beneficio.
Complejo: la calidad en la educación es un asunto complejo preferentemente por su carácter multidimensional, polifacético, polisémico, totalizante y contextualizado, calidad que no se adquiere de un día para otro, pues requiere de mucho tiempo para alcanzar los mejores niveles de calidad, tras superar una serie de deficiencias, limitaciones, defectos, errores y carencias.
Controversial: la calidad en la educación es un término que implica análisis y discusión extensa, permanente y reiterada, posición crítica a favor y en contra.
Eficaz: la concepción que asocia a la calidad educativa con la eficacia se refiere al grado de cumplimiento de objetivos educativos.
Eficiente: la concepción que asocia a la calidad educativa con la eficiencia se refiere al nivel óptimo de satisfacción de las expectativas de los usuarios del servicio educativo en función al grado de adecuación entre logros obtenidos y los recursos utilizados.
Multidimensional o pluridimensional: el término calidad en la educación superior tiene múltiples dimensiones, acepciones, visiones, enfoques, acentos, interpretaciones y explicaciones.
El Proyecto ALFA considera que “muchas de las definiciones referidas a calidad se han dado en función de su evaluación, identificando estándares, criterios y/o requisitos, los cuales pueden variar según el contexto, las orientaciones y necesidades sociales preponderantes en un momento determinado” [1]
La calidad en la educación universitaria es multidimensional y para lograrla es necesaria realizar una forma de control de calidad. Y la forma del control de calidad se hace mediante procedimientos de evaluación.
Las tasas de éxito, los niveles de desempeño, los niveles de repitencia, las tasas de promoción, el costo educativo, la vigencia, la coherencia y la modernización de planes curriculares, el nivel académico del personal docente y administrativo, los planes de desarrollo institucional a corto, mediano y largo plazo, la modernización de talleres, laboratorios y bibliotecas, etc., son indicadores que van midiendo la calidad del sistema universitario.
Según la Declaración Mundial sobre la Educación Superior en el Siglo XXI: Visión y Acción (París, 9 de octubre de 1998): “a) La calidad de la enseñanza superior es un concepto pluridimensional que debería comprender todas sus funciones y actividades: enseñanza y programas académicos, investigación y becas, personal, estudiantes, edificios, instalaciones, equipamiento y servicios a la comunidad y al mundo universitario. Una autoevaluación interna y un examen externo realizados con transparencia por expertos independientes, en lo posible especializados en lo internacional, son esenciales para la mejora de la calidad. Deberían crearse instancias nacionales independientes, y definirse normas comparativas de calidad, reconocidas en el plano internacional. Con miras a tener en cuenta la diversidad y evitar la uniformidad, debería prestarse la atención debida a las particularidades de los contextos institucional, nacional y regional. Los protagonistas deben ser parte integrante del proceso de evaluación institucional. b) La calidad requiere también que la enseñanza superior esté caracterizada por su dimensión internacional: el intercambio de conocimientos, la creación de sistemas interactivos, la movilidad de profesores y estudiantes y los proyectos de investigación internacionales, aun cuando se tengan debidamente en cuenta los valores culturales y las situaciones nacionales. c) Para lograr y mantener la calidad nacional, regional o internacional, ciertos elementos son especialmente importantes, principalmente la selección esmerada del personal y su perfeccionamiento constante, en particular mediante la promoción de planes de estudios adecuados para el perfeccionamiento del personal universitario, incluida la metodología del proceso pedagógico, y mediante la movilidad entre los países y los establecimientos de enseñanza superior y entre los establecimientos de educación superior y el mundo del trabajo, así como la movilidad de los estudiantes en cada país y entre los distintos países. Las nuevas tecnologías de la información constituyen un instrumento importante en este proceso debido a su impacto en la adquisición de conocimientos teóricos y prácticos.”
Operacional: el término calidad, para ser aplicada dentro de un proceso de evaluación y acreditación de la calidad universitaria, debe “poder traducirse en elementos fácilmente manejables dentro de una guía, modelo o procedimiento de evaluación” indica Vistremundo Águila Cabrera.[2]
Polifacético: la calidad en la educación ofrece varias facetas o aspectos que lo integran y complementan.
Polisémico: el término calidad no es un término unívoco, es decir que posee un solo sentido y significado; es un término polisémico porque tiene pluralidad de significados, y. se lo utiliza como adjetivo calificativo y como sustantivo. Como sustantivo, en tanto existe buena o mala calidad.
El término calidad educativa puede significar muchas cosas:
·         Ausencia de deficiencias o de errores en la enseñanza-aprendizaje.
·         Calidad del producto educativo (estudiante-profesional).
·         Cero errores y/o defectos.
·         Cien por ciento acierto.
·         Cumplimiento de los principios y valores éticos que ayuden a la integración social y a la convivencia social pacífica.
·         Cumplimiento de los objetivos, fines y metas cuantitativas trazados por la institución educativa de acuerdo con los grandes objetivos de desarrollo de un país.
·         Desarrollo y perfeccionamiento de las capacidades básicas del educando para la adaptación e integración adecuada y crítica al proceso productivo de la Nación.
·         Valor que es un producto de la comparación entre un modelo y lo que se logra en el proceso (logro mínimo, logro máximo, ningún logro).
·         Eliminación de todo lo que está mal concebido o hecho en términos de rendimiento académico y profesional.
·         Previsión de deficiencias y de reclamos.
·         Transmisión de conocimiento socialmente válido, importante y trascendente.
·         Transmisión de conocimiento y formación de comportamientos que hagan posible el funcionamiento de un eficaz sistema político democrático.
·         Uso racional, equitativo y eficiente de los recursos humanos, materiales, didácticos y de infraestructura.
Recursivo: decimos que el concepto de calidad educativa  es de carácter recursivo porque para obtener educación de calidad es necesario planear, ejecutar, evaluar, retroalimentar, ajustar y corregir los errores cada vez que se producen.
Relativo: la educación de calidad es de carácter relativo y no absoluto, por cuanto cambia de contenido en cada espacio y tiempo histórico, al ser interpretado de diferente manera por cada persona o por cada grupo de investigadores y en cada situación particular.
Subjetivo: la definición de calidad en educación es producto de los argumentos basados en el punto de vista del sujeto (profesor, investigador, especialista, pedagogo, metodólogo, etc.) y por tanto influido y condicionado a circunstancias históricas, políticas, culturales, etcétera.
Totalizante y contextualizado: el concepto de calidad educativa cambia de contenido en cada época y al ser mutable no es estable ni duradero. Lo que puede ser calidad para una época o realidad social puede no serlo para otra.



[1] Proyecto ALFA Nº.DCI-ALA/2008/42 Aseguramiento de la Calidad: políticas públicas y gestión universitaria.

[2] Águila Cabrera, Vistremundo. El concepto calidad en la educación universitaria: clave para el logro de la competitividad institucional. http://www.rieoei.org/deloslectores/800Aguila.PDF.