domingo, 1 de marzo de 2015

EL PENSAMIENTO CIENTÍFICO

EL PENSAMIENTO CIENTÍFICO


La humanidad registra a la fecha grandes saltos tecnológicos propiciados por el fuego, la palanca, la rueda, la imprenta, el automóvil, el avión, la radio, la televisión, el telefax, las computadoras electrónicas, la antena parabólica y el satélite de comunicaciones.

Y no se descarta la posibilidad de la creación de un hipersector formado por las telecomunicaciones, la informática, la electrónica y los medios de comunicación dando origen a una gran explosión comunicativa que dicho sea de paso contribuyen de por sí un serio riesgo potencial para la intimidad de las personas.

No cabe duda que los primeros periódicos científicos veían la luz a principios del siglo XVIII, como es el caso del periodismo científico más antiguo Philosophical Transaction  que data de 1665. ´

El pensamiento científico es una actividad intelectual que realiza el hombre de ciencia, el científico o el investigador que busca explicar de manera profunda  hechos, situaciones o problemas que ocurren en la realidad social y natural, valiéndose de sus conocimiento previos especializados en alguna ciencia o en varias ciencias.

El pensamiento científico consiste esencialmente en la organización o coordinación de los hechos o fenómenos con los que trata, bajo un determinado método científico, de manera que le permita efectuar una inferencia válida y demostrable.

Ludovico Geymonat (1908-1991) fue uno de los filósofos italianos más destacados y de gran prestigio del siglo XX, ejerció la docencia en la Universidad de Milán. Escribió importantes obras, tales como: Historia de la Filosofía, Ciencia y realismo, Lineamientos de la filosofía de la ciencia, Historia del pensamiento filosófico y científico y El pensamiento científico. Se inscribió en la corriente del neopositivismo e introdujo en Italia las obras de la epistemología de Karl Popper y de sus críticos, como Thomas Kuhn.

La importancia y trascendencia del pensamiento científico se llega a entender y valorar mejor en la cotidiana práctica de la ciencia, en el desarrollo de la investigación científica, en el abordaje y la solución permanente de los tipos de problemas de orden científico, en el formular preguntas y aventurar respuestas, en la formulación de hipótesis, leyes, teorías y modelos, en la identificación y elección de métodos científicos adecuados a la naturaleza y grado de dificultad del tema o problema que es materia de investigación, en la elaboración del marco teórico de la investigación científica, en la propuesta de opiniones críticas bien fundadas ante la complejidad de los problemas científicos y sus conclusiones.

 “Entre las principales características del pensamiento científico se encuentran la objetividad (se toman los hechos tal y como se presentan en la realidad), la racionalidad (parte de principios y leyes científicas) y la sistematicidad (el conocimiento es ordenado y jerarquizado). El pensamiento científico también es fático (los hechos que analiza están dados en la realidad), trascendente (va más allá de los hechos), analítico (descompone y recompone el todo), preciso (evita las vaguedades), simbólico (para poder explicarse mejor), verificable (es objeto de la observación y la experimentación), metódico (se planea y organiza), predictivo (desde el presente, se puede ir al pasado o al futuro), abierto (está en evolución permanente) y útil (intenta contribuir a la mejora de la sociedad)”[1]

Caracterización del pensamiento científico

El pensamiento científico se caracteriza por ser racional, objetivo, sistemático, imparcial, especializado,  fáctico, verificable y libre de dogmas, de prejuicios, de intereses creados, de  intereses en conflicto, de instintos, de sentimientos, de presiones de creencias religiosas y de especulaciones arbitrarias. También el pensamiento científico se caracteriza por ser analítico, comunicable, trascendente, claro y preciso, explicativo y predictivo y transformador.

Expliquemos ligeramente algunas de las características referidas.

Racional. El conocimiento científico está conformado de principios, conceptos, hipótesis y leyes científicas basados en la razón del investigador. La racionalidad permite ordenar los conceptos en leyes y teorías.

Objetivo. El conocimiento científico investiga los hechos, las situaciones, los fenómenos o los problemas tal como se presentan en su espacio y tiempo histórico dentro de una realidad natural y social.

Sistemático. El conocimiento científico es una serie de elementos relacionados entre sí de manera coherente, armónica, concatenada, ordenada y jerarquizada.

Verificable. El conocimiento científico es comprobable, sometido a prueba todos los resultados obtenidos mediante la observación, el análisis lógico y la experimentación.

Transformado. El conocimiento científico sirve al científico o al investigador transformar o modificar los acontecimientos y parcelas de la realidad natural y social en beneficio de la sociedad y la humanidad.

Y así sucesivamente podría explicarse las demás características que tiene el pensamiento científico.






[1] http://definicion.de/pensamiento-cientifico/