jueves, 19 de marzo de 2015

LAS UNIVERSIDADES Y EL SISTEMA DE CALIDAD TOTAL


LAS UNIVERSIDADES Y EL SISTEMA DE CALIDAD TOTAL

Escribe: Eudoro Terrones Negrete

Las universidades que cuentan con un Sistema de Calidad Total (SCT), se benefician con una serie de cambios sustanciales en la organización, en los trabajadores manuales e intelectuales, en la prestación del servicio educativo y en el comportamiento de los miembros de la comunidad universitaria.

En un sistema de calidad total en la educación universitaria ocurre lo siguiente:
-          El ambiente universitario es saludable.
-          Integración de planes operativos y estratégicos institucionales.
-          Los objetivos, fines y metas son compartidos y todos tienen la posibilidad de tomar decisiones y de resolver los problemas que corresponden interna y externamente a la universidad.
-      Mayor conciencia generalizada sobre la importancia y trascendencia de conservar la calidad en todos los servicios que oferta la universidad a la comunidad.
-          Mayor confianza y deseo de querer hacer cada vez mejor las cosas.
-       Mayor rentabilidad social al cometer menos errores en el pensar, en el actuar y en el proyectarse como organización dentro de un mundo competitivo.
-          Se obtiene mayor eficiencia, eficacia y efectividad en los procesos, bienes, productos y servicios de la universidad.
-    Se recusa la mediocracia (privilegios, servilismo, adulación, compadrazgos, ineptitudes, inexperiencias, deshonestidades, irresponsabilidades, influencia política, “hablan los ignorantes y callan los ilustrados”) y se cultiva la meritocracia.

GINÉ Y EL SISTEMA DE CALIDAD EDUCATIVA DESDE LOS VALORES

Según Climent Giné (“desde lésfera dels valors”), desde la esfera de los valores, un sistema educativo de calidad se caracteriza por su capacidad para:
·        “Ser accesible a todos los ciudadanos.
·        Facilitar los recursos personales, organizativos y materiales, ajustados a las necesidades de cada alumno para que todos puedan tener las oportunidades que promoverán lo más posible su progreso académico y personal.
·        Promover el cambio y la innovación en la institución escolar y en las aulas (lo que se conseguirá, entre otros medios, posibilitando la reflexión compartida sobre la propia práctica docente y el trabajo colaborativo del profesorado).
·        Promover la participación activa del alumnado, tanto en el aprendizaje como en la vida de la institución, en un marco de valores donde TODOS se sientan respetados y valorados como personas.
·        Lograr la participación de las familias e insertarse en la comunidad.
·        Estimular y facilitar el desarrollo y el bienestar del profesorado y de los demás profesionales del centro educativo”.

DECÁLOGO DE LA CULTURA DE LA CALIDAD DE GESTIÓN TOTAL EN LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA

1. El estudiante como usuario del servicio educativo es lo primero.
2. La colaboración, participación y trabajo en equipo son esenciales e imprescindibles entre educadores, educandos y autoridades universitarias.
3. La satisfacción de las necesidades y expectativas de los estudiantes, educadores, del mercado laboral y de la sociedad es lo prioritario.
4. El mejoramiento permanente, a mediano y largo plazo, es lo recomendable.
5. La objetividad en los resultados antes que las suposiciones y conjeturas es lo que más interesa.
6. Identificar problemas y formular soluciones rápidas y oportunas es la tarea primordial de una gestión educativa de calidad en las universidades.
7. Hacer las cosas bien desde el inicio hasta el final y con sólidos principios y valores éticos,  es el deber de todo miembro de la comunidad universitaria.
8. La gestión de calidad educativa compromete a todos los miembros de la comunidad universitaria.
9. Misión, visión, objetivos, fines y metas deberán ser compartidas entre los miembros de la comunidad universitaria.

10. Actuar, planear, verificar y hacer es el ciclo de Deming en una gestión de calidad total.