domingo, 8 de marzo de 2015

TEORÍA DE LA PEDAGOGÍA DE LA ACCIÓN

TEORÍA DE LA PEDAGOGÍA DE LA ACCIÓN

Escribe: Eudoro Terrones Negrete
           
La pedagogía de la acción, denominada también pedagogía activa o pedagogía funcional,  considera el hecho educativo como «acción» o «actividad». Esta corriente contemporánea postula el principio de que la tarea del aprendizaje debe partir del niño, de una actividad  espontánea que va de adentro afuera. Esto es lo que se denomina «revolución paidocéntrica».
           
«En realidad, a partir del momento en que los hombres del Renacimiento cuestionan el fin esencial de la educación que ha de construir al hombre «tal como debe ser» para postular el fin educativo de los hombres «tal como es» se ponen las bases para revolucionar la pedagogía» indica Pizarro Chávez (1995:15).
           
Los cinco principios en que se funda la pedagogía de la acción son: Auto-actividad, paidocentrismo, autoformación, actividad variada o múltiple y actividad espontánea y funcional.
           
Precursores de la pedagogía de la acción son John Dewey, Ovidio Decroly, María Montessori, Celestine Freinet y otros.
           
Las denominadas Escuelas Nuevas se hallan en íntima relación con la Pedagogía de la Acción. La novedad básica de la Escuela Nueva estriba en el hecho que, por primera vez en la historia escolar se puede hablar realmente de pedagogía científica.
           
Entre 1889 y 1990 se establecen las primeras escuelas. La primera nueva escuela americana fue establecida por John Dewey en 1896, en la Escuela Primaria Universitaria de Chicago. En Ilsemburg, el alemán Hermann Lietz funda en 1898 los denominados «Hogares de Educación en el Campo» para niños de 8 a 12 años. En 1899, Adolph Ferriere establece en Ginebra el BIEN o Bureau Internacional des Ecoles Nouvelles.
           
De 1900 a 1907 se formula la ideología del movimiento de la Escuela Nueva con la participación del pragmatismo diferencial americano de John Dewey y el pedagogo alemán Georg Kercschensteiner con sus escuelas del trabajo.
           
De 1907 a 1918 se difunden los grandes métodos educativos de la Escuela Nueva: Método de María Montessori y Ovidio Decroly, el sistema Winnetka, el Plan Dalton y el método de Proyectos de W. Hilpatrick.
           
A partir de la primera guerra mundial, en 1918, se extiende su radio de acción e influencia. En 1919 se crea en los EE.UU. «The Progressive Education Association» y en 1921 se establece en la ciudad de Calais la «Ligue Internationale de lËducation Nouvele»
           
Entre las principales características de este modelo educativo (Escuela Nueva) cabe mencionar las siguientes:
  • Movimiento de reacción al modelo pedagógico tradicional de la escuela pasiva. Representa una reacción contra la actitud especulativa del idealismo y positivismo pedagógico y una actitud de rechazo hacia el formalismo, la memorización, el didactismo, la competitividad, el autoritarismo, la disciplina, etc.
  • Se apoya en el empirismo y la experimentación científica.
  • Propugna el desarrollo de los intereses espontáneos del niño, para potenciar su actividad en el marco de un clima de libertad, de autonomía y de solidaridad.
  • Trata de establecer una escuela a la medida del niño, en que cada uno reciba la enseñanza que necesite y en la cual se considere al educando globalmente, valorando su voluntad, su inteligencia y su afectividad.
  • Se sustenta en el activismo escolar o enseñanza funcional basado principalmente en los interese del niño.

Son principios de educación activa o funcional los siguientes:
  • La libertad para el desarrollo natural, pues el propio alumno debe regir su conducta, facilitando su iniciativa y auto-expresión.
  • El interés de todo trabajo debe satisfacerse y desarrollarse partiendo del contacto directo o indirecto con las actividades del mundo circundante y el uso de la experiencia lograda.
  • Se fijan nuevas normas en relación a la función esencial de guía que debe ejercer el maestro en su tarea de docente.

A partir de la fundación de la Liga Internacional de la Escuela Nueva, se precisan cinco principios fundamentales de la Escuela Nueva, que lo resumimos en los siguientes:
  • Preparar al niño para el triunfo del espíritu sobre la materia.
  • Respetar y desarrollar la personalidad del niño.
  • Formar el carácter y los atributos intelectuales, artísticos y sociales propios del niño, utilizando el trabajo manual y la organización de una disciplina personal libremente aceptada.
  • Desarrollar el espíritu de cooperación.
  • Preparar al futuro ciudadano, en esencia un individuo consciente de la dignidad humana.