domingo, 8 de marzo de 2015

TEORÍA PEDAGÓGICA DEL CONDUCTISMO


TEORÍA PEDAGÓGICA DEL CONDUCTISMO

Escribe: Eudoro Terrones Negrete


Esta teoría se desarrolló en Estados Unidos de Norteamérica, en el presente siglo, a partir de las investigaciones de B. F. Skinner y otros psicólogos. Su antecedente es el condicionamiento clásico de Pavlov. Se fundamenta en la psicología del comportamiento.

Para el conductismo el aprendizaje se produce de afuera hacia adentro, en reacción a estímulos del medio o del propio organismo , las cuales si son reforzadas y repetidas se incorporan al comportamiento del sujeto. El aprendizaje se produce a partir de las contingencias del ambiente que refuerzan o extinguen una conducta.

El aprendizaje va de lo simple a lo complejo. Utiliza como estrategia principal la enseñanza-aprendizaje. El docente enseña mediante lecciones determinadas por él, sin tener en cuenta las necesidades y aspiraciones de los alumnos.
           
Tiene concepción reproduccionista, supone que el niño interioriza el mundo a través de la información. Las actividades de enseñanza son definidas por objetivos específicos que deben enseñarse. El problema es una sucesión de actividades dispuestas en orden de complejidad. Organiza pruebas varias para contrastar el rendimiento, en términos de relaciones aprendizaje-enseñanza. El profesor es enseñante, interlocutor de aprendizajes.
           
Esta teoría privilegia el producto, los resultados específicos para evidenciar el desarrollo de la Unidad de Aprendizaje. El profesor refuerza los logros en términos de lo que él hace y no de lo que él es. El aprendizaje es gobernado por estímulos externos como queriendo ocultar todo el atractivo interno del aprendizaje.
           
El currículo deviene en impositivo. Peca de intelectualista, con acentuado memorismo. El maestro habla y los estudiantes escuchan. Es verbalista, acrítico, imitativo e individualista. Es profecéntrico, el quehacer educativo gira en torno a las decisiones del profesor. Sobrevalora la jerarquía docente. No respeta la personalidad del educando. Es mecanicista, formal, rígido, anti-dialógico, irreflexivo e imitativo.
           
Para  la educadora peruana Guillermina Pizarro Chávez («Corrientes Pedagógicas Contemporáneas», Lima, 1995:9) «Las Corrientes Pedagógicas Contemporáneas describen y explican la vida real de la educación (hecho educativo) señalando cuidadosamente los preceptos jurídicos (política educativa) que han tratado de regularla así como las doctrinas y técnicas educativas que buscaron interpretarla y realizarla del mejor modo (teoría y técnica de la educación)»
           
En la obra referida Pizarro Chávez precisa que la pedagogía contemporánea ofrece características que se traducen en movimientos pedagógicos importantes. Uno de los primeros movimientos que surge fue el de las ESCUELAS NUEVAS, que muy pronto se convierten en la vigorosa corriente de la PEDAGOGÍA DE LA ACCIÓN con sus grandes teóricos, sus métodos activos y de reforma. Asimismo se consideran la PEDAGOGÍA LIBERADORA de Paulo Freire.